Siguen los incendios en Valle Morado y la lluvia no llega

Salta 16 de noviembre de 2022 Por Belén Herrera
Desde Bomberos Voluntarios de Orán advirtieron que solo la lluvia puede extinguir completamente los focos ígneos.
99927-continuan-los-incendios-en-areas-de-conservacion-en-el-limite-entre-salta-jujuy

El presidente de la Federación Salteña de Bomberos Voluntarios y jefe del cuartel de Bomberos Voluntarios de Orán, Manuel Gutiérrez, advirtió por Aries que la situación sigue siendo complicada a más de 120 días de iniciados los incendios forestales.

De acuerdo con lo que informó, ayer realizaron un despliegue con todas las capacidades de bomberos voluntarios del norte y de otras provincias que llegaron para colaborar, entre ellas Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero, Jujuy, Mendoza, San Luis, Santa Fe y Córdoba.

98178-investigan-si-los-incendios-en-colonia-santa-rosa-fueron-intencionalesLos incendios en Colonia Santa Rosa amenazan con convertir al Parque Nacional Calilegua en un desierto

Remarcó que se logró controlar, aunque no extinguir, los incendios en la zona de Tinkunaku, donde habitan comunidades indígenas. Además, señaló que al haber árboles de gran porte e incendios subterráneos, solo una lluvia puede apagarlos de forma definitiva.

Si bien destacó que quedan focos muy pequeños, al igual que en la ruta 18, camino a Isla de Cañas, donde incluso llovió con granizo, Valle Morado sigue complicado. Allí continúan las intensas tareas con asistencia de brigadistas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego junto a Defensa Civil y el Ejército.

incendio oranLa sequía y las altas temperaturas, ponen en alerta a productores del norte

A más de 120 días de iniciados los incendios, indicó que cada cinco días se realiza el recambio de personal. Cabe recordar que en el caso de bomberos voluntarios, tiene cada uno sus obligaciones laborales. “Ojala que con todo este operativo se pueda llegar prontamente. Uno ve el pronóstico y no hay lluvia cerca. Es control para que no siga avanzando a otro sector”, advirtió.

Gutiérrez señaló que desde hace dos días se puede sobre volar la zona, aunque aclaró que el follaje de más de 30 metros de altura impide que el agua lanzada desde aviones llegue a tierra, por lo que “es todo tierra y esfuerzo humano”.

Te puede interesar