Alberto Fernández: “Los distritos con clases presenciales están jugando con fuego"

Política 31 de mayo de 2021
El Presidente volvió a expresar en clara disconformidad con las decisiones tomadas por el gobierno porteño y de otras jurisdicciones que resolvieron retomar la educación en las aulas para los niveles iniciales
4OWBBD7QMZAZ7A5RI2BEOWXKLI

La Ciudad de Buenos Aires, Mendoza y Córdoba son algunos de los pocos distritos que decidieron reabrir las escuelas tras la finalización del decreto presidencial. “Están jugando con fuego y lo que lamento es que ese fuego va a quemar a la gente, a los argentinos y las argentinas de cada uno de esos lugares”, dijo esta mañana el presidente Alberto Fernández, en clara disconformidad con las decisiones tomadas. “Me tenía que poner a discutir con esas provincias. El riesgo es muy grande”, agregó el mandatario.

“En Alemania, cuando hay 150 personas cada 100.000 habitantes contagiados se suspenden las clases presenciales. En estos lugares de los que estamos hablando la tasa de incidencia es de 600/700 casos, es cuatro veces por lo menos la tasa que marca Alemania para suspender las clases”, añadió el presidente, y prosiguió, apuntando directamente a la medida tomada por Horacio Rodríguez Larreta: “Está visto que la educación moviliza alrededor del 35% de lo que circula diariamente en Buenos Aires y el Gobierno de la Ciudad lo sabe. Por eso dice ‘bueno, que vuelva la escuela primaria y la secundaria hasta primero y segundo año’. Entonces, es verdad que la circulación es un problema y que educación genera circulación porque si no volvería todo”.

En la Ciudad, hoy retoman las clases presenciales los alumnos de los niveles inicial, primaria y de educación especial. En tanto, los primeros y segundos años de la secundaria tendrán el sistema de “bimodalidad”; mientras que de tercero a quinto año, o sexto si es el caso, “será en modo virtual”, como también los establecimientos para adultos, los terciarios y los centros de formación.

De acuerdo a un relevamiento, más del 60% de las jurisdicciones mantendrá al menos por esta semana la enseñanza remota en todo o casi todo su territorio. Cuatro provincias sostendrán un sistema mixto, con diferencias entre municipios o entre niveles educativos. Jujuy, Misiones, Mendoza y Tierra del Fuego abrirán el 100% de las escuelas y los grados, siempre con burbujas.

Expectativas por los resultados del confinamiento estricto
Fernández hizo un primer balance del último decreto que restringió fuertemente la circulación y la actividad a lo largo del país durante nueve días. “Cuando tomamos medidas de esta naturaleza tenemos que esperar 15 días para saber exactamente el éxito o no de la medida. Entiendo que los casos a partir de esta semana deberían empezar a bajar como consecuencia de la primera medida que tomamos, aquella que disponía que el cierre de la circulación se cortaba alas 20. Y los efectos de este confinamiento los vamos a ver en dos semanas, pero entiendo que poco a poco deberían bajar los casos”, dijo en una entrevista en radio 990.

“Advierto que la situación no es simple y con esto solo no se arregla, es necesario seguir sosteniendo al máximo la menor circulación posible, tratar de que la gente circule lo menos posible por las calles. Pasamos ahora a una etapa más accesible, pero ese confinamiento menor no quiere decir que las cosas estén bien, quiere decir que hay que seguir cuidándose, evitar la circulación y evitar el contacto o la cercanía entre la gente porque estamos viendo que es un virus que mutó su cepa y que ataca gente entre 40 y 70 años”, dijo el mandatario.

Abastecimiento de las vacunas
Fernández se refirió a los cuestionamientos por la negociación fallida de la vacuna de Pfizer: “La primera vacuna que autorizamos en la Argentina fue esa porque estábamos convencidos de que habiendo hecho Pfizer estudios en nuestro país rápidamente íbamos a firmar un contrato y la vacuna iba a llegar, pero cuando empezamos a analizar los pedidos fueron realmente singulares”. El presidente dejó entrever que la empresa ´”planteó cosas que un presidente seriamente no puede comprometer”. “Siguieron pidiendo garantías e hizo imposible el acuerdo. Hasta el día de hoy seguimos negociando, porque además Pfizer ha sido probada y aprobada en EE. UU. y Europa como vacuna pediátrica, entonces nos interesa mucho”, agregó.

El mandatario acusó a Pfizer de poner exigencias que “hicieron imposible la firma del contrato” porque “se encontró con la obligación de satisfacer al mercado interno norteamericano”.

Fernández dijo que desde junio empieza la producción local de la vacuna Sputnik V, por lo que “si las cosas salen como están previstas tendríamos que tener alrededor de más de dos millones de dosis producidas en la Argentina”.

Te puede interesar