Rusia volvió a atacar Severodonetsk donde cientos de civiles y militares ucranianos resisten

El Mundo 21 de junio de 2022
Los rusos también dispararon contra las instalaciones de una fábrica de ladrillos de la ciudad y “continúan los feroces combates en el distrito industrial” de esta urbe.
OMJVF7365FCXXDJTCVTKT2CBLA

Las tropas rusas han atacado en las últimas horas una vez más los edificios y el puesto de control de entrada en la planta química de Azot, en Severodonetsk, en la provincia oriental de Lugansk, donde varios cientos de civiles y militares resisten.

Los rusos también dispararon contra las instalaciones de una fábrica de ladrillos de la ciudad y “continúan los feroces combates en el distrito industrial” de esta urbe, aseguró este martes Serhii Haidai, jefe de la administración Militar de la región de Lugansk, en su cuenta de Telegram.

 
Según las autoridades regionales, actualmente, 568 civiles se refugian en la planta química de Azot, incluidos 38 niños. En su mayor parte, se trata del personal de la planta y de sus familias, que se negaron a ser evacuados.

También permanecen en las instalaciones un número de militares ucranianos que no ha sido revelado.

Haidai indicó que varios equipos médicos siguen trabajando en uno de los hospitales de Severodonetsk, lo que implica que no toda la ciudad es controlada por los rusos, como asegura Moscú, una situación que no puede ser contrastada con una fuente independiente.

Las fuerzas rusas también llevaron a cabo operaciones de asalto en los alrededores de Severodonetsk, en los asentamientos de Komyshuvakha, Zolote y Hirske, acercándose desde varias direcciones, y aumentaron los bombardeos sobre la cercana Lisichansk, una de las ciudades que los rusos tratan de tomar.

Haidai señaló que el automóvil del jefe de la administración Militar de Lisichansk, que se dirigía a inspeccionar las áreas más afectadas de la zona, fue atacado, aunque no concretó si se produjeron víctimas.

Las fuerzas rusas también abrieron fuego contra los tres puentes de acceso a la ciudad de Severodonetsk con el fin de aislarla.

En la misma región, los aviones rusos realizaron ataques aéreos en Ustynivka, Maloriazantseve, Bilohorivka y Hirske, además de Mykolaivka.

Más de 10 edificios de apartamentos de varios pisos, casas privadas y un edificio del departamento de policía resultaron dañados o destruidos como resultado de los bombardeos rusos.

Una persona ha sido encontrada muerta hasta el momento. Una mujer que sufrió heridas fue evacuada y hospitalizada en Kramatorsk.

“Hirske ha sufrido una destrucción severa: 13 casas resultaron afectadas allí. Además, siete casas resultaron dañadas en Novoivanivka y una escuela secundaria fue destruida en Vrubivka”, según el responsable regional

Las operaciones de asalto rusas cerca de Bila Hora y Syrotyne hasta ahora no han tenido éxito, precisó.

Rusia ha recrudecido sus ataques en los últimos días sobre las regiones de Lungansk y la vecina Donestk, en la frontera rusa y donde operan guerrillas afines a Moscú.

El Klemlin trata de controlar estas dos regiones para establecer un pasillo que permita desplazarse a sus tropas desde el este hasta el sur de Ucrania, donde ya controla varias regiones después de haber ocupado en 2014 la península de Crimea.

Fuente: Infobae

Te puede interesar