Para la ONU la situación de los migrantes en Polonia y Bielorrusia es "intolerable"

El Mundo 10 de noviembre de 2021
La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, exhortó a los gobiernos de Polonia y Bielorrusia a encontrar una salida humanitaria al conflicto con las personas que intentan ingresar a la Unión Europea.
618a68bbc083e_900

Bachelet, calificó este miércoles de "intolerable" la crisis de migrantes en la frontera entre Polonia y Bielorrusia, y reclamó un acceso humanitario "inmediato".

"Exhorto a los Estados concernidos a tomar medidas inmediatas para desactivar y resolver esta situación intolerable conforme a las obligaciones que tienen en virtud del derecho internacional, de los derechos humanos y de los derechos de los refugiados", expresó Bachelet en un comunicado.

Bielorrusia dice que las acusaciones no tienen fundamento, que no tiene medios para retener a los migrantes, que quieren radicarse en la UE

Agregó que "cientos de hombres, mujeres y niños no deben ser obligados a pasar una noche más en un clima glacial sin refugio, alimento, agua y cuidado médicos adecuados".

"Las respuestas fuertemente centradas en la seguridad y la política de los dos lados -incluyendo el mayor despliegue de tropas- y la retórica incendiaria que las acompaña, no hacen más que exacerbar la vulnerabilidad y los riesgos a los cuales se ven enfrentados los migrantes", denunció en la nota, informó la agencia de noticias AFP.

Polonia y la Unión Europea (UE) acusan a Bielorrusia de dirigir adrede a los migrantes hacia sus fronteras en un intento de desestabilizar al bloque en represalia por sanciones que le impuso por la represión de protestas opositoras en 2020.

Polonia anunció que lanzó una redada contra los migrantes congregados en la frontera con Bielorrusia, al detener a 50 de ellos, y acusó a Minsk y Moscú de haber organizado una crisis

Bielorrusia dice que las acusaciones no tienen fundamento, que no tiene medios para retener a los migrantes, que quieren radicarse en la UE, y que Polonia actúa de manera "inhumana" y contraria al derecho internacional al negarse a acoger a refugiados de guerra.

Polonia anunció que lanzó una redada contra los migrantes congregados en la frontera con Bielorrusia, al detener a 50 de ellos, y acusó a Minsk y Moscú de haber organizado una crisis en las puertas de Europa.

Unos 3.000 a 4.000 migrantes, principalmente kurdos de Medio Oriente, están aglomerados desde hace varios días en una zona boscosa de la frontera oriental de la UE, bajo temperaturas gélidas y ante un importante dispositivo polaco destinado a impedirles el paso.

Te puede interesar