El Gobierno amplió el presupuesto para las FF.AA

El País 30 de agosto de 2023
Por medio de un decreto se inyectarán $16.000 millones hasta fin de año para que funcionen las unidades y haya operaciones conjuntas con fuerzas del exterior. La compra de aviones a Noruega es el último acuerdo por cerrar.
DEF-Fuerzas-Armadas-InteriorII

En paralelo a la batería de medidas económicas que lanzó el Gobierno en los últimos días para contener a los sectores vulnerables, jubilados y trabajadores ante la devaluación, el ministro de Economía y candidato presidencial, Sergio Massa, se preocupó por mantener en línea a un sector importante del electorado: el voto militar.

De esta manera, el Gobierno acaba de emitir un decreto de necesidad y urgencia por medio del cual se determinó un refuerzo presupuestario de $16.000 millones para las Fuerzas Armadas destinado a los gastos de funcionamiento de las unidades militares y la realización de los operativos conjuntos con fuerzas extranjeras.

La decisión de Alberto Fernández y Massa que fue analizada en las últimas horas con el ministro de Defensa, Jorge Taiana, contempla un cambio en la Jurisdicción 45 del presupuesto nacional 2023 para redefinir partidas y lograr de esta forma que las Fuerzas Armadas no se queden paralizadas en lo que resta del año.

"Hay una decisión concreta del Gobierno de culminar el mandato del Presidente con las Fuerzas Armadas en pleno funcionamiento y sin sobresaltos", explicó a El Cronista una fuente calificada de la Casa Rosada que estuvo hasta anoche siguiendo de cerca el tema.

La decisión de ampliar la partida presupuestaria para las Fuerzas Armadas en medio de la campaña electoral es clave para contener el voto militar pero también para lograr que haya un funcionamiento normal de todas las unidades de las tres fuerzas y que no se interrumpa el calendario pautado de los operativos conjuntos con otros países que están pendientes hasta diciembre.

Agenda militar

En el Gobierno aclararon que la decisión del Presidente y de Massa es que "la agenda militar no tenga temas pendientes".  Destacaron así que luego de la equiparación que se dio a nivel salarial, la recomposición de sueldos y la compra de equipamiento se garantizará el funcionamiento de las fuerzas hasta el final del mandato de Alberto Fernández.

El tema no es menor si se tiene en cuenta que la Argentina cuenta con  95.000 efectivos distribuidos en todo el país. Todos estos están habilitados para votar y en el Gobierno saben que conviene dar respuestas satisfactorias a este sector clave. 

Fuentes de la Casa Rosada que trabajan en la campaña presidencial de Massa destacaron a El Cronista que "no se debe dejar librado ningún flanco débil", en relación a la atención presupuestaria que requieren los militares en momentos de definición de elecciones. 

El voto militar fue tema de análisis en las mesas internas de Unión por la Patria después de las PASO. Generó un fuerte llamado de atención el voto en la Antártida donde el 62,5% de los uniformados apostados en esa unidad militar votaron por Javier Milei, Juntos por el Cambio obtuvo el 30% y el oficialismo sólo cosechó el 3%. 

No obstante, en el Gobierno creen que la política de Defensa que se llevó adelante para las Fuerzas Armadas en el gobierno de Alberto Fernández fue "muy satisfactoria" para los uniformados.

Compra de equipamiento   

El decreto de ampliación presupuestaria que dio el Gobierno al Ministerio de Defensa y que garantizará el funcionamiento de las Fuerzas Armadas no habilita la compra de equipamiento militar ya que ello corre por cuenta del Fondo Nacional para la Defensa (FONDEF).

Esa partida especial que surge del mismo presupuesto nacional con un incremento cada año garantizó en los últimos años la compra de equipamiento.

No obstante, en el Ministerio de Defensa aseguran que con los aviones, tanques, vehículos todoterreno, misiles y el submarino que están pendientes de comprar, el Gobierno dejará alistados los contratos o licitaciones con financiamiento a largo plazo para que sea el próximo gobierno el que defina finalmente las compras.

En lo inmediato, el Ministerio de Defensa avanzará en los próximos días con el cierre de uno de los últimos contratos pautados.     

Según pudo saber El Cronista, ya están definidas las negociaciones que el Ministerio de Defensa lleva adelante por la compra de aviones a Noruega para la adquisición de 4 aeronaves. Se trata de aviones de exploración marítima de largo alcance Lockheed Martin P-3 Orión que usará la Armada para el control de la pesca ilegal en el Atlántico Sur hasta la milla 200.

Se estima que esta compra será por más de u$s 67 millones  y que Noruega financiará a lo largo de tres años. Estos aviones P-3 Orion podrían entregarse a fin de año y le servirán a la Armada para reforzar las tareas de control que llevan adelante en el Mar Argentino por la pesca ilegal que avanza de manera indiscriminada.

En el último informe del jefe de Gabinete, Agustín Rossi, al Congreso se detalló que "existen conversaciones avanzadas con el Reino de Noruega para la adquisición de 3/4 aeronaves P3 junto con todo el soporte logístico que permita un sistema sostenido en el tiempo para los próximos 20 años".

Ayer, el Ministerio de Defensa confirmó a El Cronista que una delegación de Noruega llegará esta semana para cerrar de una vez el contrato y concretar antes de fin de año esta operación. Sería la última que define Defensa durante el mandato de Alberto Fernández.

Cronista

Te puede interesar