Hubo contacto: Alberto Fernández habló con Cristina para definir el rumbo económico

El Pais 03 de julio de 2022
En su despacho en la Quinta de Olivos, el presidente se tomó varios minutos para conversar con la Vicepresidenta. Había estado toda la tarde reunido con su círculo íntimo y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa
alberto llamando

Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa deliberaron sobre la conformación y el diseño que tendrá el nuevo gabinete nacional. Y, sobre todo, en quién será el reemplazo de Martín Guzmán en el ministerio de Economía.

A las 20:13, el Presidente llamó a Cristina Kirchner para discutir el cambio de Gabinete. Después de pasar toda la tarde junto a su círculo de confianza, decidió negociar una tregua con su compañera de fórmula.

Durante toda la tarde Cristina Kirchner esperó un llamado de Alberto Fernández que destrabe la negociación por la nueva conformación del Gabinete. Sin embargo, por información que obtuvo a través de interlocutores, advirtió que él no quería llamarla. No quería hablarle.

Desde el entorno de la Vicepresidente aseguraron que ella siempre estuvo dispuesta a hablar, pero que Fernández no tenía intenciones de llamarla. Esa determinación se quebró minutos después de las 20, cuando el Presidente decidió entablar la comunicación telefónica.

Hasta el llamado a la Vicepresidenta, el Gobierno evaluaba declarar un feriado bancario este lunes como consecuencia de la falta de acuerdo para designar un ministro de Economía. Durante la tarde, el Presidente se comunicó con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y acordaron tomar una decisión en las últimas horas del domingo.

Ambos coincidieron en que debe haber un ministro de Economía nuevo para el momento en que abran los mercados. Si no tendrán que aplicar el feriado. De concretarlo, sería el resultado de una negociación muy trabada en la cúpula del poder gubernamental.

En el peronismo esperan que la conversación telefónica pueda derivar en un principio de acuerdo y en una serie de anuncios que marquen el nuevo rumbo del Gobierno. Después de cuatro meses de silencio, Fernández entendió que el futuro de su gobierno estaba atado a un pacto con la Vicepresidente.

La jornada del domingo estuvo marcada por múltiples reuniones afuera y adentro de la Quinta de Olivos. Todas las terminales políticas del Gobierno estuvieron en alarma por la falta de un acuerdo y la dilación de los anuncios.

Sergio Massa llegó a la Quinta de Olivos cerca de las 11 de la mañana y se fue a las 14:30. Dos horas y media después volvió y, desde ese entonces, sigue reunido con el Presidente. En un día plagado de rumores Massa apareció como candidato para hacerse cargo de la Jefatura de Gabinete. Por ahora, son solo trascendidos. No hay decisión oficial.

El Jefe de Gabinete, Juan Manzur, arribó a la quinta presidencial a las 17:30 y se sumó al grupo de funcionarios más cercanos al Presidente. Dentro de la residencia se encuentran la Portavoz, Gabriela Cerrutti; el secretario de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el jefe de Asesores, Juan Manuel Olmos; el legislador porteño Claudio Ferreño y el canciller Santiago Cafiero.

Con el correr de las horas los dirigentes del peronismo empezaron a ejercer presión a través de los interlocutores posibles para que el Presidente y la Vicepresidente se hablen por teléfono. Desde hace algunas semanas en el peronismo hay cierta coincidencia sobre la necesidad de que ambos logren sellar un acuerdo de gobernabilidad.

Te puede interesar