Sin goles en Mar del Plata, Platense empató y dejó escapar la punta

Deportes 22 de junio de 2022
El Calamar y el Tiburón no se sacaron ventajas, ambos tuvieron chances claras pero no estuvieron finos, fue empate.
lWxnPMKqX_1256x620__1

En la gélida noche de Mar del Plata, la llama del gol nunca terminó de encenderse con vivacidad para aportar algo de calorcito. Hubo inicio de llamas por parte de los dos, pero rápidamente se apagaron porque los intentos de Platense y Aldosivi se desvanecían en las áreas de enfrente. A los 53’ del ST, Tense tuvo un tiro libre al borde del área, pero se le esfumó la chance de un triunfo que lo hubiera dejado como puntero junto a Newell’s. En un cruce directo en la lucha por engrosar el promedio, repartieron puntos en el José Minella.

En el duelo marítimo de los apodos, el Calamar supo ser más peligrosos que el Tiburón. Fue el primero de los dos en quebrar lo que había sido un bodrio profundo hasta los 24 minutos. Era un partido que sufrían aquellos hinchas valientes que le ponían el pecho a las bajas temperaturas en el José Minella.

Sin grandes acciones individuales ni lucimientos asociados, pero el conjunto de De Felippe era más ambicioso, con la idea de acumular pases en terreno antagónico, pese a un campo de juego en mal estado. Un par de cabezazos y remates sacudían la monotonía, incluido una volea de zurda de Iván Gómez (de los más picantes de la visita) que se estrelló en el travesaño.

Cuando Platense salió del nudo de la fricción en el medio, empezó a encontrar algunos espacios para intentar combinaciones. Mauro Zárate armaba algo de juego al tirarse atrás, Iván Gómez se desprendía en ataque y Sabella acompañaba bien. No fue la imagen de un fútbol fluido la del Calamar, aunque sí mejor a la de un oponente al que le costaba una enormidad avanzar por sus imprecisiones.

La historia dio un giro en la parte final. Lo que inicialmente eran aproximaciones de Aldosivi le dieron paso a llegadas más incisivas. Mejoró la actitud ofensiva del Tiburón, con mayor determinación. Y por otro lado, Platense se fue quedando. Perdió el mediocampo, cedió terreno y pelota. Como si hubiese comenzado a ver con cariño el punto... Cuando el conjunto de Villar era más, el Calamar reaccionó con un par de ataques profundos, ayudados por algunas desinteligencias de Aldosivi atrás. En los últimos minutos volvió a inquietar a Devecchi y, en el global, fue superior a su rival.

El cuadro marplatense no aprovechó sus mejores pasajes, pero sumó su primera unidad en el torneo, un punto que le permitió quedar a un puesto de caer en la zona roja. Platense arribó a su quinto partido al hilo sin perder (contando el de la Copa Argentina) y sigue prendido en el lote de los de arriba, a sólo dos porotos de Newell’s, el líder. Pero al mismo tiempo, necesita sumar también para la tabla de abajo.

Olé

Te puede interesar