Se confirmó la prisión preventiva para un policía violento que hizo perder un ojo a un joven

Judiciales 04 de enero de 2022
La Sala IV del Tribunal de Impugnación rechazó el recurso de apelación interpuesto por los abogados de la defensa de Ignacio Esteban Zurita contra la resolución dictada por la Sala V del Tribunal de Juicio del distrito Centro, que desestimó el pedido de revisión de la prisión preventiva.
luciano-cruz-2
Luciano Cruz

El Tribunal de Impugnación sostiene que tiene dicho en numerosos precedentes que el ordenamiento procesal ha otorgado al imputado la posibilidad de solicitar, de manera continua, su libertad mediante la revisión de la prisión preventiva ya dictada, pero supedita su procedencia a la incorporación de algún elemento que modifique, a favor de suposición, las bases en que se sustentó la medida.

El fallo sostiene que no surge de la presentación de la defensa, la invocación de algún elemento nuevo con entidad para modificar las razones que sustentaron el mantenimiento de la medida y que, por ende, autoricen a revocar la prisión preventiva impuesta a Zurita.

El imputado está acusado por los delitos de vejaciones en concurso real, con allanamiento ilegal y privación ilegítima de la libertad y sus acumuladas: por vejaciones calificadas y lesiones leves en concurso ideal; por vejaciones calificadas y falsedad ideológica, en concurso real; por severidades calificadas y lesiones leves en concurso ideal; por vejaciones calificadas en concurso ideal, con lesiones graves.

Por su parte, el Tribunal de Juicio Sala V del distrito Centro, notificó al fiscal penal de Derechos Humanos, Gabriel González, que la audiencia de debate pública por la causa en la que se encuentran imputados, además de Ignacio Esteban Zurita, otros dos efectivos policiales: Pablo Exequiel Toledo y Rómulo Segovia, fue fijada entre el 20 y el 27 de septiembre del presente 2022.

Cabe recordar que los tres efectivos policiales fueron detenidos el lunes 19 de abril de 2021, imputados en múltiples causas, mientras se desempeñaban en la División de Seguridad Urbana.

De las múltiples causas, se tiene que los efectivos policiales acusados acometieron contra la integridad física de numerosas personas (entre las cuales se encontraban dos menores de edad), y en muchas situaciones y sin motivo alguno, les dispararon con armas no letales. Uno de los damnificados, Luciano Cruz, perdió un ojo por la violencia con la que actuaron los encartados y tenía comprometido el otro, según había trascendido en publicaciones periodísticas.

Te puede interesar