Sin acuerdo por el gasto, el gobierno de EEUU está al borde del shutdown

El Senado de Estados Unidos tratará de aprobar una medida provisional para mantener la financiación del Gobierno federal hasta principios de marzo, evitando un cierre parcial que comenzaría en menos de dos días si el Congreso no actúa.

El Mundo 18/01/2024

capitolio-estados-unidos-washington-dcjpg

El Senado, de mayoría demócrata, y la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, están muy retrasados en el cumplimiento de su obligación básica de financiar a la administración para el año fiscal que comenzó el 1 de octubre, y los legisladores luchan por mantener al Gobierno operando hasta principios de marzo, para tener más tiempo para aprobar un proyecto de ley para todo el año.

El principal demócrata del Senado, Chuck Schumer, y su homólogo republicano en la Cámara de Representantes, Mike Johnson, acordaron a principios de este mes un nivel de gasto discrecional de 1,59 billones de dólares para el año que termina el 30 de septiembre. Pero en un signo de lo amargamente dividido que está el Congreso, los dos partidos discrepan ahora sobre esa cifra, y los demócratas dicen que la cantidad real acordada es de 1,66 billones de dólares.

"Creo que estamos en el buen camino para conseguirlo", dijo a Reuters el senador demócrata Raphael Warnock, refiriéndose a las perspectivas de aprobar la ley de gasto temporal el jueves o el viernes.

La intensa pugna entre los republicanos de la Cámara de Representantes, que buscan profundos recortes del gasto, y los demócratas se produce en medio de una deuda nacional de 34,4 billones de dólares que está aumentando rápidamente y ha suscitado preocupación, en parte debido a los elevados pagos de intereses que soporta ahora el Departamento del Tesoro.

Este tercer proyecto de ley de financiación provisional, conocido como "resolución continua" o "CR", simplemente extendería los niveles de gasto del año fiscal pasado hasta dos fechas límite, el 1 de marzo y el 8 de marzo, para completar la acción de gasto de varias agencias gubernamentales.

El representante demócrata Josh Gottheimer esbozó el impacto de los posibles cierres de agencias gubernamentales, incluyendo un mayor retraso en la atención a los veteranos que solicitan prestaciones por incapacidad, una posible suspensión de las inspecciones de seguridad de los aviones y una congelación de los préstamos del Departamento de Agricultura y otros servicios a las comunidades rurales. Otro ejemplo, más lejano, es que más de un millón de militares dejarían temporalmente de cobrar sus nóminas.

La senadora Susan Collins, la republicana de mayor rango en el Comité de Asignaciones, dijo el miércoles que era optimista de que se evitará un cierre del gobierno.

"Creo que mañana retomaremos la CR", dijo Collins. Pero expresó su frustración por el tiempo que se está tardando en dividir el dinero para los 12 proyectos de ley que proporcionan el presupuesto para todo el año, y añadió: "Esto se ha estado alargando durante mucho tiempo y realmente no sé por qué".

Una vez que el Senado apruebe la CR, la medida pasará a la Cámara de Representantes, donde Johnson podría enfrentarse a la oposición de los miembros de línea dura de su partido, que se oponen a este tipo de proyectos de financiación provisional sin grandes recortes de gastos.

Ese descontento provocó el otoño boreal pasado la caída del predecesor de Johnson, Kevin McCarthy.

Ámbito

Te puede interesar
Lo más visto

Recibí información en tu mail