Votó en contra del matrimonio gay y a los días participó de la boda de su hijo con otro hombre

El Mundo 27 de julio de 2022
Se trata del legislador estadounidense Glenn Thompson, que fue uno de los 156 miembros del Partido Republicano que rechazaron la iniciativa de los demócratas en la Cámara de Representantes que ahora será votada en el Senado. El congresista fue tildado de hipócrita.
NZ2E7KXYZJHKBO2NVVPDL5QY7E

El legislador estadounidense Glenn Thompson, representante del estado de Pensilvania por el Partido Republicano, votó la semana pasada en contra de la ley limpulsada por los demócratas para reconocer los matrimonio entre personas del mismo sexo. Tres días después, el congresista asistió a la boda entre su hijo con otro hombre.

“El congresista y la señora Thompson estaban encantados de asistir y celebrar el matrimonio de su hijo el viernes por la noche cuando comenzó este nuevo capítulo en su vida. Los Thompson están muy felices de dar la bienvenida a su nuevo yerno a su familia”, dijo al Washington Post la secretaria de prensa de Thompson, Maddison Stone, en un correo electrónico este lunes por la noche.

El 19 de julio, Thompson se unió a otros 156 miembros republicanos de la Cámara para oponerse a la Ley de Respeto al Matrimonio. Los demócratas del Congreso están impulsando la legislación como respuesta a la anulación de la Corte Suprema de Roe v. Wade, la decisión de 1973 que durante casi medio siglo garantizó a las mujeres en Estados Unudos el derecho al aborto. El fallo de la Corte generó temores de que otros precedentes de alto perfil pudieran ser los siguientes.

BuzzFeed publicó el martes el discurso que Thompson pronunció en la boda, que fue proporcionado por un invitado que asistió. “A medida que crecen y se hacen un poco mayores, también esperamos y rezamos para que encuentren ese amor verdadero para que tengan la oportunidad de experimentar eso: alguien con quien envejecer”, dijo Thompson.

“Nos encanta cuando encuentran su único amor verdadero, especialmente cuando se convierten en parte de nuestras familias”, agregó.

Después del voto, pero antes de la boda, el vocero de Thompson calificó el proyecto para blindar el matrimonio entre personas del mismo sexo como un ardid para distraer a los ciudadanos.

“Este proyecto de ley no fue más que un truco en año electoral por parte de los demócratas, quienes no lograron abordar la inflación histórica y los precios fuera de control en las gasolineras y supermercados”, dijo Stone en un correo electrónico al Center Daily Times.

Stone no respondió a la pregunta del Post sobre lo que Gawker, que primero informó la noticia, describió como la “hipocresía” del congresista que celebraba la boda de su hijo después de votar en contra de la legislación federal que garantizaría a su hijo el derecho a tener esa boda.

El hijo de Thompson confirmó a NBC News que su padre asistió a su boda pero se centró en el hecho de que “se casó con el amor de [su] vida”.

Por el momento, el fallo de la Corte Suprema de 2015 en Obergefell v. Hodges prohíbe a los estados prohibir los matrimonios entre personas del mismo sexo. Además de proteger los matrimonios entre personas del mismo sexo, la Ley de Respeto por el Matrimonio también consagraría el derecho de las parejas interraciales a casarse, algo que está protegido por el fallo de la corte de 1967 en Loving v. Virginia.

Los temores de los demócratas se vieron avivados por la opinión concurrente del juez Clarence Thomas en Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization, la decisión que anuló a Roe. En esa opinión, Thomas escribió que el mismo fundamento legal que usó el tribunal para derrocar a Roe podría usarse para revertir otras decisiones.

“En casos futuros, deberíamos reconsiderar todos los precedentes sustantivos del debido proceso de este Tribunal, incluidos Griswold, Lawrence y Obergefell”, escribió Thomas, refiriéndose a los fallos que establecieron los derechos a la anticoncepción, las relaciones entre personas del mismo sexo y la igualdad matrimonial, respectivamente. “Debido a que cualquier decisión sustantiva del debido proceso es ‘demostrablemente errónea’... tenemos el deber de ‘corregir el error’ establecido en esos precedentes”.

A principios de este mes, el senador republicno Ted Cruz dijo que la Corte Suprema estaba “claramente equivocada” cuando garantizó el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo con Obergefell, que según él “ignoró dos siglos de la historia de nuestra nación”.

“El matrimonio siempre fue un tema que se dejó en manos de los estados”, dijo Cruz en un clip de YouTube publicado el 16 de julio. “Vimos estados antes de Obergefell que se estaban moviendo, en algunos casos para permitir el matrimonio homosexual, en otros para permitir sociedades civiles”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que los comentarios de Cruz deberían generar preocupación. “Como sabemos por la decisión de Dobbs, una de las cosas que vimos de [Thomas] es que buscan ir más allá, ya sea en privacidad, anticoncepción o matrimonio igualitario”, dijo.

La mayoría de los estadounidenses apoyan el matrimonio entre personas del mismo sexo. La semana pasada, la Facultad de Derecho de Marquette publicó una encuesta que muestra que dos tercios de los encuestados respaldan la decisión de la Corte Suprema de que la Constitución garantiza el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.

El 26 de junio de 2015, el día en que la Corte Suprema emitió su fallo en Obergefell, la reacción de Thompson a la noticia sugirió que había una brecha entre lo que él creía y lo que consideraba una buena política pública.

“Independientemente de mis creencias personales y mi continuo apoyo a los derechos de los estados, el fallo de hoy debe ser seguido por una supervisión adecuada del Congreso para garantizar que las protecciones federales que la Corte Suprema ha otorgado a las parejas del mismo sexo no infrinjan las libertades religiosas de los demás. “, dijo en un comunicado.

Habiendo sido aprobado por la Cámara de Representantes la semana pasada, el destino de la ley para garantizar el matrimonio entre personas del mismo sexo ahora recae en el Senado. La legislación enfrenta un futuro incierto dado que, en el Senado dividido en partes iguales, debe obtener el apoyo demócrata unánime y al menos 10 votos republicanos.

Infobae

Te puede interesar