Confianza

Opinion 12 de octubre de 2021
A casi un mes de las elecciones generales nacionales de reforma legislativa, dio inicio a campaña electoral en medios de comunicación audiovisual. La próxima semana, en tanto, quedarán prohibidos los actos públicos susceptibles de promover la captación del sufragio; este exiguo plazo está incentivando una intensa actividad del presidente Alberto Fernández para apoyar a los candidatos del Frente de Todos.
alberto tucuman

La participación del mandatario en actos de campaña no es todo lo federal que había prometido pero es generosa respecto de anuncios de medidas  que no se diferencian si son promesas electorales o anticipos de políticas públicas. Algunos tienen formato de proyectos de ley y su incumplimiento, bien puede ser adjudicarse a la oposición; entre estos hay dos que están ocupando la atención de las empresas y no precisamente con expectativas positivas.

Es difícil trazar la línea divisoria entre campaña y gestión, tal como viene exponiéndose la dinámica de un gobierno en evaluación a través de las elecciones de medio tiempo. Luego de participar este martes desde la residencia de Olivos  y en forma virtual de la Reunión Extraordinaria de Líderes del G20 sobre Afganistán, el Jefe de Estado visitó la planta de Toyota Argentina en el partido bonaerense de Zárate, donde encendió los motores para reposicionar a la industria automotriz argentina en el mundo.

Significará la creación de más de 12 mil puestos de trabajo en terminales automotrices y otros 6.000 empleos en sectores autopartistas, inversiones estimadas en 5.000 millones de dólares y la obtención de un ahorro acumulado de casi 11 millones de toneladas de dióxido de Carbono. Son logros que se esperan obtener en los diez años, a partir de la aprobación de la Ley de Movilidad Sustentable. Niños que están terminando el ciclo primario serán los operarios beneficiados por esta iniciativa.

De manera más inmediata se puede observar la concreción del objetivo del Gobierno nacional de reconvertir los planes sociales en puestos de trabajo. No sería posible un trasvasamiento total, según la estimación del consejero de la Unión Industrial Argentina y presidente de la empresa Cerámica del Norte.

En sus cálculos, Juan José Soler tiene en cuenta que el crecimiento vegetativo de la Argentina es del 1% anual, lo que genera una demanda de 40 mil puestos de trabajo por año. Para cubrirla se necesitan sectores productivos fuertes y no hay tal fortaleza. El país no crece desde 2011 y de allí que la población económicamente activa, de un poco más de 13 millones de personas, se integra por 8 millones de trabajadores formales, 5 millones de los cuales están en la actividad privada, hay 2 millones de monotributistas, medio millón de autónomos; el resto es trabajo informal. 

Según el empresario salteño, la situación es grave y lleva a que existan unos 23 millones de planes sociales. Esa cifra no puede ser contenida por la estructura productiva actual del país, que necesita inversiones, estabilidad, seguridad jurídica y no viejas propuestas, que van a volver a sucumbir.

El tiempo de elecciones es también de esperanzas; se cree en la ratificación de compromisos de gobierno o en la renovación de la representatividad ciudadana, fortaleciendo la oposición. Dónde se pone la confianza es la tarea que le cabe al electorado.

Salta, 12 de octubre de 2021

Te puede interesar