Golpeó, secuestro y amenazó a su pareja y lo condenaron a controlar sus impulsos

Judiciales 22 de octubre de 2020
Un joven de 23 años que golpeó, secuestró y amenazó a su pareja, fue condenado a dos años y tres meses de prisión de ejecución condicional y a realizar tratamiento psicológico para controlar sus impulsos violentos y adicciones.
poder judicial salta

Así lo resolvió el juez de Garantías 4, Diego Rodríguez Pipino, en contra de Mauricio Nahuel Sale, quien fue denunciado por dos hechos de violencia contra su pareja.

En junio del 2019, el acusado se encontraba en un bar con la víctima, cuando se produjo una discusión entre ellos, a raíz de la cual la lesionó. Luego, en febrero de este año, se encontraban en el domicilio de la denunciante, y tras una discusión la agredió nuevamente, y la mantuvo encerrada durante un día, mientras la amenazaba.

Por esta razón, el joven está acusado por dos hechos de lesiones leves agravadas por la relación de pareja previa y por el género, privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia y por ser la damnificada una persona a quien debe respeto particular, amenaza con arma impropia y robo, todo en concurso real.

Ante la situación, el condenado tiene la obligación de fijar domicilio y comunicar cualquier cambio al tribunal. Además deberá abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de la ingesta de bebidas alcohólica.

El joven deberá también efectuar diagnóstico y eventual tratamiento psicológico para el control de sus impulsos violentos y eventuales adicciones.

Además tiene prohibido acercarse al domicilio o a los lugares que frecuente la denunciante a una distancia de 300 metros de distancia. No podrá tampoco ejercer actos de violencia físicos y psíquicos hacia la víctima

Por último, deberá someterse al programa de intervención con agresores de violencia de género. Finalizada la audiencia de juicio abreviado, Sale recuperó su libertad.

Las partes serán incorporadas al Sistema de Monitoreo electrónico dispuesto por el Sistema de Emergencia. Además se impuso consigna policial fija por el término de cinco días y treinta días de consigna ambulatoria, una vez finalizada la primera en el domicilio de la denunciante.

El patronato de presos y liberados realizará el control correspondiente a las reglas de conductas impuestas.

El juez dispuso comunicar la sentencia a la víctima y al Juzgado de Violencia Familiar y Género en turno, tal como lo exige la ley vigente.

Te puede interesar