Desarrollo sustentable

Opinion 01 de agosto de 2022 Por Juan Manuel Urtubey
En las últimas semanas estuvimos hablando sobre la necesidad que haya acuerdos en la Argentina.
columnas (77)

Planteamos que el acuerdo tiene que partir, no solamente de la buena voluntad, sino de la necesidad de entender que a esto lo tenemos que hacer entre todos, no hay una solución mágica y no va a haber un salvador mesiánico para nuestra Argentina. Lo tenemos que hacer entre todos o sino no lo vamos a hacer.

Pero a esos acuerdos aparte hay que ponerles contenido, hablamos de la necesidad de garantizar un marco institucional, esto es, seguridad jurídica, funcionamiento de la Justicia, garantizar el derecho a la propiedad, reglas de juego, incentivos, lo que se llama siempre seguridad jurídica.

Hablaba la semana pasada también de la necesidad de generar una ambiente que garantice precios relativos estables, una política fiscal monetaria y laboral razonable y equilibrada, incentivar las exportaciones, todas cuestiones de corto plazo a resolver. Pues, otro de los temas centrales donde el acuerdo es necesario son cuáles van a ser las políticas de desarrollo que van a generar el largo plazo en la Argentina.

Dijimos acuerdos, seguridad jurídica, políticas de corto plazo y política de largo plazo, ahí debemos discutir cuál es el perfil productivo de Argentina y cómo nos vamos a insertar en el comercio internacional.

La Argentina, hablaba de exportaciones la semana pasada, es uno de los países más aislados del mundo. Hoy más del 70% del comercio internacional se genera en países de libre comercio. La  Argentina tiene solamente uno, que es con el Mercosur, que es por cierto el más aislado del planeta.

La Argentina tiene que avanzar definiendo esa inserción y también su perfil productivo. Junto con eso es central tener niveles de inversión e incentivos para la radicación de las inversiones en la Argentina. Eso lamentablemente hoy no existe, está muy lejos de plantearse. ¿Cómo se llega a eso? Con un régimen impositivo que realmente pueda incentivar la inversión, con servicios públicos que lo pueda garantizar, con una situación social y laboral que pueda realmente plantear seguridades. Y otro de los temas centrales que tiene que ver con todo esto, es cómo garantizamos un sistema financiero y un mercado de capitales que colabore con el ahorro y la  inversión de la Argentina.

El bajísimo nivel de inversión que tiene la Argentina acompaña al muy  bajo nivel de ahora que tenemos nosotros. El primero que no tiene ahorro es el Estado, que genera muchos más gastos de los ingresos que tiene, obviamente a los privados nos complica. Cuando no hay ahorro, no hay sistema financiero y nos pasa lo que nos pasa. Luego de eso, tenemos que sentarnos a discutir cuál es el rol del estado en lo que hace a las economías regionales, al federalismo, a la inversión pública, a la obra, a la educación, que seguramente lo seguiremos conversando la semana siguiente.

Te puede interesar