Alcira Figueroa: “A 440 años, Salta sigue el mismo proceso de colonización”

Política 16 de abril de 2022
La diputada nacional mandato cumplido se expresó vía redes sociales y señaló que “los colonizadores vienen por el litio, el cobre, el agua y las tierras"
alcira-figueroa-nacio-en-oran___NNTo2IBBO_1256x620__1

Se cumplen 440 de la fundación de Salta y el aniversario fue motivo de un acto central en la Plaza Güemes, enfrente de la Legislatura provincial. Si bien el arco político salteño se expresó vía redes sociales al respecto del aniversario de la ciudad, la diputada nacional mandato cumplido, Alcira Figueroa, dijo que “a 440 años, Salt sigue el mismo proceso de colonización”.

La exlegisladora publicó una carta en su perfil de Facebook  y fue a contramano de lo que publicaron los dirigentes y políticos en el marco de la fundación de la ciudad de Salta. Según Figueroa, “a 440 años, Salta sigue el mismo proceso de colonización, pero con métodos más modernos. Hoy vienen por el oro, el litio, el cobre, el agua y sus tierras”.

LA PUBLICACIÓN DE ALCIRA FIGUEROA

Hoy es 16 de abril de 2022. Cuando era chica me preguntaba porque mi calle se llamaba 16 de abril, casi nadie sabía. Cuando fui creciendo me entere que era la fecha de fundación de la Ciudad de Salta, fecha muy importante por cierto ya que vivo en la provincia de Salta.

Entonces se organizan actos, desfiles, se honra la memoria de Don Hernando de Lerma y otros colonizadores que hace 440 años pisaron estas zonas de América para apropiarse de los territorios, sus riquezas y hacer de sus hombres y mujeres nativas sus propios servidores y esclavos. Siempre me pregunte si ese hecho salvaje de dominación valía la pena festejar y homenajear.

A partir de allí, en Salta se han sucedido gobernantes y gobernados que a fuerza de ritos, creencias, reforzaron los festejos de esta fecha; han erigido estatuas, calles, edificios, espacios públicos dedicadas al colonizador, participando como uno de los actores principales, la Iglesia Católica y su clero, quienes también fueron beneficiados con sus mejores espacios y los más altos honores, complacencias y recursos.

Resaltar la figura de un cruel colonizador, asesino y despreciable a los más altos honores, tanto en las escuelas como en la vía publica, nos ha llevado a creer que el vencedor es alguien bueno que nos vino a salvar, que nos vino a traer las luces de las grandes ciudades, a instalar hermosos edificios, aunque hayan sido regados con sudor, lágrimas y sangre, y que nunca nos pertenecieron ni pertenecerán. (Cuando uno de niño aprende a ensalzar al adversario, o al dominador, casi nunca puede distinguir en grande al explotador).

A partir de allí, muchas revueltas se originaron, con distinta intensidad y diferentes líderes, sean indígenas, criollos y líderes contemporáneos, que lucharon para hacer de Salta un lugar para todos y todas., no conozco a nadie, desde los relatos claroscuros de la historia, que hayan podido cambiar la suerte de las mayorías. Tal es así que hoy nos destacamos por encabezar los hechos violentos, una acumulación vergonzosa en manos de muy pocos, los femicidios, las muertes por hambre de nuestra niñez, los abusos en niños, niñas y adolescentes, los embarazos precoces, familias sin los servicios básicos como el agua, o la vivienda.

Zonas rurales y periurbanas desprovistas sin lo más mínimo para la supervivencia, mientras se erigen country, y se venden sus paisajes exóticos para el turismo. A 440 años, Salta sigue el mismo proceso de colonización, pero con métodos más modernos. Hoy vienen por el oro, el litio, el cobre, el agua y sus tierras. Los nuevos colonizadores, de otros países; los cipayos, los trepadores, son los mismos, los esclavos, también. Creo que cuando la historia sea contada del lado de los vencidos, podremos cambiar el relato y la realidad. Es bueno tener sueños y también utopías.

Te puede interesar