Ganó Salta Basket

Deportes 28 de noviembre de 2019
Al Cabo de algunos días de haberse enfrentado, salteños y santiagueños reeditaron un ya clásico enfrentamiento en la Conferencia Norte de la Liga Argentina. Como cada vez que se ven las caras el segundo encuentro de la temporada entre ambos no fue la excepción, por momentos se sacaron “chispas”. Fue triunfo para Los Infernales por un doble, 84-82, en otro partidazo en el Estadio Delmi, siempre en el marco de la segunda división del básquet nacional.
Salta-Basket-5

El primer tiempo repartió un cuarto por bando. Los primeros 10 minutos fueron para el dueño de casa, sacaron un parcial favorable de 10/0 en base a lanzamientos a pie firme pero sobre todo buena selección de tiros y transiciones rápidas.

Por el lado de los comandos desde lo táctico por Daverio, tuvieron que acomodarse en la madera salteña para encausar la competencia y comenzar a hacerse fuertes. El interno y eterno Bruno Ingratta fue quien alzó la bandera santiagueña y mantuvo expectante a la vista terminando con 17 puntos en su cuenta personal (7 en el 1C y 10 en el 2C).

Los primeros minutos del penúltimo cuarto el “Gigante de calle Salta” siguió certero desde larga y media distancia, mientras los gauchos salteños lucharon para recortar las distancias en el marcador con duras defensas y siendo efectivos en ataque. Segundo a segundo y minuto a minuto el partido fue tomando temperatura en la espléndida noche salteña.

Tanto insistir con defensas aguerridas y al límite, los conducidos por Esteban Gatti tuvieron su premio. Sobre el final del tercer período Salta pasó al frente y se adueño de las acciones. Schoppler se puso el saco de Bazani y agarró la conducción del equipo para repartir la americana rompiendo la primera línea defensiva y descargando para el lanzamiento del perímetro o el juego en la zona pintada de sus compañeros.

Gran momento de Salta Basket que se extendió en el último capítulo. Stucky –basurero en más de una ocasión cacheteó la naranja al cesto- y González luchando e interceptando cuando balón anduvo suelto en el poste bajo, Bernardini y Mateo corriendo la cancha y sudando la gota gorda en defensa y el chaqueño Christian Schoppler manejando los hilos del encuentro en la parte final.

Desorientados, los de Cajal y compañía no le encontraron la vuelta a la segunda parte y se dedicaron más a protestar a los árbitros que a desplegar el buen básquet que suelen hacer cuando así lo disponen. A falta de tres minutos para el final del partido Los Infernales sacaron una diferencia de 10 puntos.

Sin embargo, en esos últimos minutos la vista jamás se dio por vencida y luchó hasta el final. Una bomba de tres de Solórzano y dos balones divididos recuperados y capitalizados por Independiente pusieron a los santiagueños a tres de distancia (83-80) cuando restaban 16 segundos para el final. Aparecían viejos fantasmas en el Delmi que se esfumaron cuando Schoppler fue a la línea y metió uno de los dos simples para sentenciar la historia.

 

Triunfazo infernal para recuperar los porotos perdidos en Santiago y arrancar de la mejor manera la seguidilla de partidos que Salta tendrá como local hasta el 7 de diciembre. El próximo será este viernes ante San Isidro de San Francisco, Córdoba.

Te puede interesar