Uno de los detenidos por el crimen de Jimena Salas ahorcó al personal del CIF

Policiales 22 de septiembre de 2022
Cuando era trasladado desde Tartagal a Capital atacó a los policías y ahorcó al chofer de la camioneta buscando chocar contra un camión que circulaba en sentido contrario. 
foto salas
Fotografía de El Tribuno

El martes último, la Unidad Fiscal conformada por la fiscal penal especializada en Femicidios, Mónica Poma, el Fiscal Penal de Graves Atentados a las Personas, Leandro Flores y el Fiscal Penal de Derechos Humanos, Gabriel Alejandro González, ordenó una serie de allanamientos en Capital y otro en Tartagal. 

Como resultado de los operativos, dos hermanos fueron detenidos en el barrio Parque Belgrano y un tercero fue apresado en Tartagal. 

El juez de Garantías de esa ciudad, Nelso Aramayo, después de controlar la legalidad de la detención, ordenó su extradición con una comisión policial para que quede a disposición de la jueza Ada Zunino. 

Sin embargo, cuando el vehículo que trasladaba a Javier Saavedra llegaba a General Guemes el sujeto quiso ahorcar al chofer que, en las maniobras de defensa, volante y casi impacta contra un camión que circulaba en sentido contrario. 

Según trascendió, el ataque fue repentino e inesperado, y tomó por sorpresa al personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, aunque éste permanecía esposado.

Luego de reducirlo, la comitiva pudo llegar a Capital sin mayores sobresaltos y junto a sus hermanos que viven en la zona norte de Capital, fue acusado provisoriamente del delito de homicidio calificado por alevosía, ensañamiento, criminis causa, por el concurso predeterminado de dos o más personas y femicidio. 

Aún resta realizar la audiencia de imputación a cargo de la Unidad Fiscal, aunque se desconocen mayores datos porque rige la reserva de actuaciones con la intención de evitar entorpecimientos en la investigación. 

El crimen de Jimena Salas sucedió el 27 de enero de 2017. Ese día se recibió una alerta telefónica al servicio de Emergencias 911 por parte de quien posteriormente sería identificado como Nicolás Cajal. El hombre informó que cuando llegó a su domicilio, ubicado en la localidad de Vaqueros, encontró el cuerpo sin vida de su pareja, Jimena Salas, en el sector de la cocina – comedor. El cuerpo de la mujer presentaba signos de violencia provocados mediante el uso de arma blanca.

Como se recordará, Sergio Horacio Vargas, alias “Porteño”, fue absuelto por los jueces de la Sala VII del Tribunal de Juicio, quienes hicieron aplicación del principio de la duda (“in dubio pro reo”) del delito de homicidio cuádruplemente calificado por ser cometido con ensañamiento, alevosía, criminis causa y violencia de género, en calidad de partícipe secundario. Nicolás Federico Cajal Gauffín, por su parte, también fue absuelto por aplicación del beneficio de la duda del delito de encubrimiento agravado, en calidad de autor.

Te puede interesar