Distanciado del PRO, Rubén Correa adelantó que la UCR podría pelear por Capital

Política 29 de julio de 2022
“El radicalismo tiene que animarse a colocar hombres y mujeres que puedan pelear espacios de gobierno concreto”, sostuvo el presidente del comité Capital del partido. Analizó también los cambios a nivel nacional y consideró que “la política argentina siempre tiene una dinámica que asombra, que impacta, a veces asusta, pero que muestra que hay una vitalidad en la vida política”.
ruben correa ucr

Por El Acople, Rubén Correa resaltó que “el peronismo sí constituye un fenómeno político que merece la pena seguir estudiando”. Opinó que, aun frente a la coyuntura, “son conscientes que han tomado medidas equivocadas”, e insistió: “Cuando se dan cuenta de que lo que está en juego es el poder, es increíble ver cómo se constituyen”.

Sostuvo que el escenario de crisis es diferente al que le tocó enfrentar en su momento a Raúl Alfonsín, aunque destacó la existencia de “un problema estructural en Argentina que no podemos resolver”. “No podemos terminar de arrancar con un proceso productivo y de desarrollo social que no podemos sostener. Siempre tenemos cuello de botellas y crisis”, aseveró poniendo énfasis en los “cambios profundos que están afectando al sistema educativo” y “debilitan estructuras como el proceso de sindicalización”.

En el escenario local, distanció al radicalismo de la Mesa Provincial de Juntos por el Cambio y aseguró que Miguel Nanni “no tiene atributos” para definir la participación del partido en dicho espacio. “La foto lo muestra, no estaba el radicalismo, no hay un debate acerca de cuál va a ser el programa. No sé si vamos a llegar el próximo año en un acuerdo con el PRO donde hay diferencias ideológicas y estratégicas profundas”, remarcó.

Hizo alusión a cuestiones ideológicas que los distancian y enumeró la concepción del Estado, respecto a la cual adhieren a un rol activo y equilibrado; la concepción del papel de la Argentina en el mundo, en la búsqueda de nuevos mercados fuera de Europa; y “la reacción gorila, conservadora, que hace negocio en la grieta”.

En este punto, enfatizó: “El peronismo tiene que mirar la actitud que tiene el radicalismo democrático. Ellos hubieran estado contribuyendo a la desestabilización. Un radical democrático tiene que consustanciarse con la defensa del sistema. La gente tiene que tener un escenario mucho más tranquilo para poder optar”.

Destacó al respecto que Sergio Massa “emerge de los pedidos que le hacen los gobernadores” y resaltó “cómo se ha desplazado el poder a los intendentes”. “Hay una reconfiguración de la territorialidad con la que se está moviendo la política y no hay que perderlo de vista”, observó.

Finalmente, lamentó que al partido le falta en Salta “tener vocación de poder para contribuir al cambio en la sociedad”. Si bien celebró el rol en distritos como Tartagal, subrayó que en Capital “el radicalismo tiene que animarse a colocar hombres y mujeres que puedan pelear espacios de gobierno concreto”, adelantando así que, si no es a nivel provincial, será a nivel municipal.

Te puede interesar