Kulfas dijo ante la Justicia que la adjudicación a Techint “está justificada” y negó hechos de corrupción

Judiciales 10 de junio de 2022
El ex ministro calificó como un error el comunicado en off que provocó el escándalo en el Gobierno y atribuyó sus dichos a una disputa política con la Vicepresidenta
F52J4VCHFNFW3FSAMRH63XZAVQ

El ex ministro de Producción, Matías Kulfas, declaró como testigo esta mañana ante el juez federal Daniel Rafecas en el marco de una causa que investiga la posible comisión de delitos en una de las licitaciones vinculadas a la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner.

A diferencia de lo que dijo públicamente, el ex funcionario aseguró que la adjudicación a la compañía Techint de la fabricación de los tubos “está justificada en la premura de contar cuanto antes con la obra terminada ya que permitirá el autoabastecimiento de gas y su exportación”. 

 

La semana pasada, tanto en un comunicado de prensa en off the récord cómo en declaraciones públicas, había insinuado que la licitación había sido realizada por funcionarios que responden a Cristina Kirchner a medida de las necesidades de Techint. Esos dichos derivaron en un escándalo que terminaron eyectándolo de la gestión pública.

Este viernes, ante el juez y el fiscal del caso, Carlos Stornelli, aseguró que hubo un “error” en las comunicaciones oficiales de su cartera sobre la cuestión y negó en varias ocasiones tener conocimiento de posibles ilícitos relacionados con la construcción del gasoducto.

“Aclaró que sus expresiones, tanto en off como en público, no fueron más que discrepancias y discusiones políticas y de políticas públicas, ante lo que consideró un ataque injustificado hacia su Ministerio por parte de la Vicepresidenta”, precisaron fuentes judiciales consultadas por Infobae.

Kulfas declaró como testigo en los tribunales de Comodoro Py. Llegó a las 9.40, 20 minutos antes del horario en el que estaba citado; ante las preguntas de los periodistas que lo esperaban en el lugar, respondió escuetamente: “No voy a hacer declaraciones”.

La citación de Kulfas es una de las medidas de prueba que ordenó el juez Rafecas, que con el fiscal federal Stornelli están a cargo de la investigación iniciada luego de la presentación de tres denuncias de referentes de la oposición.

El ahora ex ministro, uno de los hombres más cercanos y protegidos por Alberto Fernández y de los “funcionarios que no funcionan” para Cristina Kirchner, quedó en el centro de la tensión política y judicial después del acto por los 100 años de YPF. Fue hace una semana y significó el reencuentro del Presidente y la Vice después de 90 días sin verse ni hablarse.

Allí Cristina Kirchner le pidió a Alberto Fernández que use la lapicera para que Techinit -una de las empresas que ganó una licitación para el gasoducto- fabrica en Argentina las chapas que hace en Brasil para la obra y trae acá. Después del acto, Kulfas le contestó en un reportaje con AM 750: “La empresa que licita es IEASA, que es una empresa que esta conducida por gente que tiene una relación muy cercana con la Vicepresidenta, ahí están establecidas las condiciones. Nosotros hicimos el anuncio de que Argentina vuelve a producir chapa naval, esas chapas perfectamente se pueden usar para hacer gasoductos. Tiene que ver con la manera en que se establece la licitación”.

Y luego se conoció un comunicado off the record del Ministerio de Producción. “Ellos armaron un pliego de licitación a la medida de Techint”, decía la información y agregaba que “los que usan mal la lapicera son los funcionarios de Cristina”.

Al día siguiente, el sábado, Cristina Kirchner, publicó un mensaje en sus redes sociales un comunicado de Energía Argentina que desmintió a Kulfas y apuntó al funcionario. “Muy injusto y, sobre todo, muy doloroso que este tipo de ataques lo ejecuten funcionarios del propio gobierno del Frente de Todos. Lo peor de todo: sin dar la cara, en off, mintiendo y utilizando periodistas. Con errores y aciertos, siempre hablé y actué de frente. Penoso”, dijo la vicepresidente.

Alberto Fernández le pidió la renuncia a Kulfas que la presentó el lunes en una carta de 14 páginas en las que mantuvo sus dichos. “Ratifico lo dicho el viernes al finalizar el acto aniversario por los 100 años de YPF en Tecnópolis: si algo cabe reprocharse respecto al contenido nacional de los insumos del gasoducto, eso debe atribuirse pura y exclusivamente a las características de la licitación realizada por la empresa IEASA, cuyos miembros, al igual que el equipo de la Secretaría de Energía, responden políticamente a la Sra. Vicepresidenta”, sostuvo el ahora ex ministro, que será reemplazo por Daniel Scioli.

Las acusaciones fueron desmentidas también por Paolo Rocca, CEO de Techint. “No hubo corrupción ni direccionamiento del pliego. Es una de las obras fundamentales para desarrollar los recursos de Vaca Muerta. El Gobierno llegó un poco tarde por el tema de financiación. Elaboró un pliego para la compra de los tubos y otro pliego para la construcción. El pliego para la compra de tubos es técnicamente indiscutible”, dijo el empresario este martes.

El lunes de esta semana se inició la causa judicial. El juez Rafecas hizo procedimientos en IEASA, el Enargas y en la Secretaría de Energía de donde obtuvo documentación vinculada a la licitación del gasoducto. Al día siguiente fue a buscar más información.

También citó a Kulfas como testigo para hoy y para el próximo lunes a las 12 horas a Antonio Pronsato, el ex funcionario a cargo de la unidad ejecutora de la construcción del gasoducto. Pronsato renunció hace dos semanas.

El juez también convocó a dos audiencias con expertos para que analicen la obra. El próximo martes a las 10 con cuatro especialistas de las empresas Pluspetrol, YPF, Tecpetrol y Total Austral -que extraen el gas de Vaca Muerta- para que expongan sobre las condiciones técnicas de la construcción del gasoducto. Y el miércoles con técnicos de la empresa Transportadora Gas del Norte, de Transportadora Gas del Sur, de ENARGAS y de la Facultad de Ingeniera de la Universidad de Buenos Aires para que expliquen las exigencias técnicas para transportar el gas a través del gasoducto.

Infobae

Te puede interesar