Boudou reclamó más impuestos para las empresas que crecieron con la pandemia y apuntó contra Mercado Libre

Política 18 de octubre de 2021
El ex ministro de Economía sostuvo que el Estado debería tomar alguna medida para equiparar la situación de este tipo de compañías con aquellas que se vieron perjudicadas por el cierre de las actividades
P3DPNSBHSJFXBITTVZSO2O3XPA

Horas antes de que el Gobierno oficialice nuevos controles de precios, el ex ministro de Economía Amado Boudou reclamó, además, la implementación de más impuestos para aquellas empresas empresas que que hayan tenido “un shock positivo por la pandemia” y puso como ejemplo a Mercado Libre.

Al referirse puntualmente a la medida que va a aplicar la Secretaría de Comercio Interior, a cargo ahora de Roberto Feletti, el ex funcionario opinó que podría ser una buena herramienta para contener la inflación, pero agregó que se necesitan también otras iniciativas.

Durante el programa Caníbales, que se emite por C5N y donde es panelista, Boudou sostuvo que a “las sociedades les van apareciendo diferentes problemas” y que “en distintos momentos se necesitan diferentes regulaciones”.

En esta línea, apuntó contra la compañía fundada por Marcos Galperín y argumentó que, si bien “evidentemente son muy buenos empresarios y se han sabido financiar y dar un buen servicio”, nadie “puede dudar que recibieron un shock positivo de la pandemia que no tiene nada que ver con la capacidad empresaria”.

“¿A vos te parece que eso no requiere mayor nivel de tributación para compensar este shock y para compensar a otros empresarios a los que ese shock les pega negativamente? Porque, si no, no hay nada que hacer. No hagamos nada, es la ley de la selva con leyes puestas por sociedades”, consideró.

Para el economista, “el Gobierno necesita trabajar para el conjunto de la sociedad” y avanzar con este tipo de propuestas, pero reconoció que siempre que “se tomen decisiones que benefician a la mayoría, tenés ese problema que alguien se va a enojar”.

Consultado sobre la inflación, el ex funcionario explicó que “la comunidad tiene consumidores y productores, y algunas variables como el precio del dólar o la tasa de interés”, y que en ese contexto “es razonable pensar que cada empresario, obrando de buena fe, tenga distintas razones” para aumentar los precios, pero remarcó que “la suma de las cosas no es el todo”.

“Hay empresarios que están en la puja distributiva, que están dispuestos a llevarse todo lo que está arriba de la mesa. Alguno puede pensar que esa es su función, pero el tema es qué está haciendo el conjunto de la sociedad a través del Estado”, insistió.

Empresarios y Gobierno mantenían la tensión hasta el filo de la negociación por el congelamiento de precios -voluntario o impuesto- que anunció la Secretaría de Comercio Interior la semana pasada y que, en principio, se oficializará este lunes.

El Poder Ejecutivo esperó hasta la tarde de este domingo a que los empresarios presenten, si la alcanzaran, una postura común sobre cómo implementar la medida, aunque las compañías del sector esperan alguna precisión más, principalmente si habrá una normativa que determine ese congelamiento o solo será “de palabra”.

La recepción del anuncio que hizo el flamante secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, a quien secunda la exministra de Producción, Débora Giorgi (ambos fueron funcionarios en la segunda presidencia de Cristina Kirchner y entre 2015 y 2019 tuvieron un paso común por el municipio de La Matanza), fue dispar en el sector privado.

Entre los supermercados la reacción fue de acompañamiento en general, pero las empresas fabricantes de alimentos pusieron el grito en el cielo, en público y en privado, sobre las consecuencias que podría tener para sus líneas de producción un nuevo congelamiento, como el que se aplicó sobre un grupo importante de artículos con el programa Precios Máximos.

En tanto, Feletti advirtió que aplicará “la ley de abastecimiento y de precios máximos” si no se cumple el congelamiento de precios planteado por el Gobierno a las principales compañías productoras de bienes de consumo masivo y supermercados.

Te puede interesar