Convocatoria

Opinion 05 de octubre de 2020
Se inició otra semana que estará atravesada por la problemática que genera la emergencia sanitaria. La propagación de la enfermedad y su impacto económico no dan tregua a las autoridades provinciales pero se van despertando expectativas que alientan iniciativas para ir trabajando en eventuales salidas a la encerrona actual.
5fbb7d60-070e-4a7f-8d64-e9d029b8f686

Un dato preciso sobre el avance del COVID 19 se está logrando a través de un control de la población del área metropolitana, cuyos resultados han sido expuestos este lunes a través de la Dirección de Epidemiología. Los altos porcentajes de contagios pero también un nivel elevado de recuperación significan que va creciendo la población inmunizada y a esa situación se dirigen las esperanzas de las autoridades responsables de la lucha contra el coronavirus.
Esta verificación alivia en parte la tensión que significa el ingreso del año a un período de importantes celebraciones que involucran a la familia y también la demanda de menores restricciones para la actividad económica. Los índices de pobreza correspondientes a la primera mitad de 2020 dan cuenta que el efecto del aislamiento, hasta aquí la medida sanitaria más efectiva para reducir la expansión de la pandemia, ha tenido un impacto altamente negativo, cuya reversión no es inmediata.
Este lunes y por una semana se han flexibilizado algunas restricciones, particularmente en los departamentos Capital, San Martín, Orán, La Caldera y General Güemes, que por disposición nacional atraviesan un período de aislamiento. El resto de la Provincia se encuentra en un estado de distanciamiento, pese a lo cual hay una actitud preventiva que limita el desarrollo de algunos sectores. El caso del turismo, que es vertebral para muchas regiones del territorio, sigue enfrentando barreras muy sólidas impuestas por cada municipio.
Con el propósito que el sistema de salud pueda dar respuesta a la población en la actual emergencia, las medidas adoptadas no han tenido el mismo efecto para todos los sectores. Si bien desde el punto de vista sanitario y pese al constante crecimiento de contagios, no hubo desbordes que debieran lamentarse en los hospitales. Si se debe hacer notar algunas situaciones puntuales como las que atravesaron ciudades del departamento de Orán, cuya población se movilizó alcanzando, además, un estado de conciencia imprescindible para imponer el control.
Y a ese estado es que las autoridades provinciales siguen recurriendo, particularmente frente al tiempo que se viene. El ministro de Salud Pública, Juan José Esteban, destacó el resultado de los últimos 14 días de aislamiento, que lograron mejorar la curva de contagios en departamentos más afectados pero también subrayó la necesidad de alcanzar el equilibrio económico y sanitario. 
La recomendación consecuente a la población, especialmente en vistas de la cercanía del Día de la Madre, es respetar reglas básicas, algunas de las cuales tienen el alcance de prohibiciones. Se trata de evitar las reuniones familiares y ser respetuosos de los protocolos y las medidas de distanciamiento, que noo pareciera que sean de difícil cumplimiento.
Pero también se debe comprender a los sectores que hacen reclamos y llegan incluso a una actitud de resistencia. Algunos, como el de los gimnasios –que generalmente son pequeños o medianos emprendimiento- y el de la cultura, que no tiene excepciones, consideran insuficientes las acciones de asistencia ya que no les permite visualizar una reactivación. 
Se siguen exigiendo esfuerzos a la población y de esa convocatoria nadie puede sentirse excluido.

Salta, 05 de octubre de 2020

Te puede interesar