Revisión

Opinion 20 de febrero de 2020
Salta conmemora hoy un nuevo aniversario de la Batalla de Salta, un hecho relevante en la tarea desplegada para alcanzar a comienzos del Siglo XIX la independencia nacional. La escuela se encarga de mantener el dato en la memoria colectiva; el resto de la vida cotidiana concurre a empalidecer su significación.
Manuel-Belgrano

Es en el único punto del país en el que un feriado de carácter provincial recupera hoy el lustre de la fecha y de la figura de quien condujo la acción bélica liderando un proceso que fue esencialmente político. Algo del pensamiento y la acción de Manuel Belgrano, miembro de la tríada de próceres unánimemente reconocida por los argentinos, fue rescatado en un acto público que tuvo una primera instancia en la plaza que lleva su nombre y tomó más vuelo en el territorio histórico que se reserva en el norte de la ciudad, en adyacencias del Parque 20 de Febrero.

Más allá del pintoresquismo de la celebración, que incluye el desfile cívico militar que convoca a abuelos con sus nietos, lo que se dijo sobre la fecha se vincula con la actualidad de manera inevitablemente estricta. Es así que el representante del Poder Ejecutivo –cuyo titular estuvo ausente- dijo, parafraseando al Gobernador que “la batalla de este tiempo se libra en el Norte”.

La emergencia de Rivadavia, San Martín y Orán no podía dejarse de lado en estas circunstancias. Fue el Ministro de Educación el encargado de la referencia, al momento de demandar humildad y diálogo, para encarar el difícil momento actual.

Otro tono tuvo el mensaje del Ejército Argentino, que no suele tener peso en estos tiempos, cuando aún no se saldó la deuda que dejó la última dictadura militar. El titular de la Guarnición Ejército Salta revalorizó la fecha y el territorio de la conmemoración.

Destacó que pocos advierten que el campo donde se despliega la celebración es una verdadera tumba de guerra y demandó elevar un pensamiento de gratitud por “los centinelas sin relevo”. Fue la introducción para explicar que el de hoy no puede ser un festejo, en recuerdo de todos argentinos que sufren tantas penurias.

Planteó cuestiones pertinentes cuando de lo que se trata es de destacar un hecho histórico. Apuntó a los objetivos cuando lo que se sacrifica son vidas y  se preguntó si las virtudes solo se practicaron en el pasado y hoy se vive sin honor, sin fuerza  y sin unión.

Para la reflexión dejó un pensamiento de Belgrano, quien señaló su deseo ardoroso del mejoramiento de los pueblos. El bien público está en todos los instantes ante mi vida, dijo el creador de la Bandera y el jefe militar lo compartió en este día.

Lo que planeó en la jornada es la idea de la unión en épocas de grietas y conflictividad social y política. El repaso de la historia puede servir en estas circunstancias para revisar actitudes y conductas ciudadanas.

Salta, 20 de febrero de 2020

Te puede interesar