“El legado de Javier Lamas pasa por su nombre y apellido”

Su compañera de toda la vida, Cecilia Allemand, en un emotivo relato, recordó la vida y trayectoria del querido periodista y locutor salteño.

Salta 27/12/2023 Itati Ruiz

4385-cecilia-allemand-quedo-al-frente-de-la-secretaria-de-prensa-de-la-provincia

La esposa de Javier Lamas y actual secretaria de Prensa, compartió la conmovedora historia de su esposo, el periodista y locutor que trabajó incansablemente hasta el último día de vida, luego de batallar contra una dura enfermedad. Recordado por su querido personaje “Alfonso”, su paso por Aries, AM840 (antes LV9), por ser la voz de muchos comerciales y compositor de jingles musicales. Su legado permanecerá intacto en el mundo radiofónico local. 

En el programa Agenda Abierta con el periodista Daniel Gutiérrez, Cecilia Allemand contó cómo transitó personalmente la enfermedad de su marido, sus últimos días y el apoyo que le brindó durante el duro proceso y el cariño de los salteños que se manifestó de diferentes maneras a lo largo del proceso. 

Lo que sumó una especial cuota de emoción a la historia de Javier fue la actitud valiente y transparente que asumió frente a la enfermedad. Cecilia contó que el eligió decir abiertamente su diagnóstico, no solo para compartir su propia realidad, sino también para inspirar a otras personas que también pudieran estar atravesando una situación similar, ya que seguía trabajando, cuidando de su familia y cumpliendo con sus responsabilidades.

Cecilia destacó cómo el locutor - y funcionario público durante la última etapa de su vida- siempre recibía a todos con una sonrisa, desde trabajadores y colegas hasta ministros y funcionarios, creando un ambiente positivo a su alrededor. A pesar de lo difícil, solicitó siempre ser recordado de esta manera. “Nos pidió es que lo recordemos siempre con una sonrisa y vivir intensamente, porque nuestra familia era así era, y de amarnos muchísimo”, sostuvo.  

WhatsApp Image 2023-12-12 at 14.30.48 (16)El recuerdo a Javier Lamas, por Mario Peña

La pareja celebraría 34 años de matrimonio el próximo 5 de enero, después de haberse conocido en la Universidad Católica de Salta, cuando eran jóvenes estudiantes de Comunicaciones Sociales. Su historia es un testimonio de cuatro décadas de amor, superando desafíos y construyendo una familia sólida, ya que desde sus inicios en el mundo radiofónico y periodístico trabajaron juntos, incluso durante su paso por el Gobierno Provincial, donde desembarcaron como secretario y subsecretaria correspondientemente. 

Allemand también contó que ambos decidieron compartir la noticia de la enfermedad con sus hijos desde el principio, permitiéndoles prepararse emocionalmente para lo que vendría, y que durante el duro momento, hubo caras conocidas y anónimas que, al igual que los afectos más cercanos, lamentaron su fallecimiento. 

“El día que el partió, había gente que se acercaba y me decía ‘soy de Villa del Sol y lo escuchaba’, ‘soy del centro y los llevaba a mis hijos a la escuela y lo íbamos escuchando’, otros me decían ‘lo vimos por la calle’,  o ‘soy la hija de… y mi mamá creció con Javier cuando era joven’. O  sea personas anónimas y me llegó muchísimo que el mundo entero sepa de ese amor gigante que él tenía”, agradeció. 

Allemand también elogió “la grandeza del gobernador de la provincia” y la solidaridad que recibió por parte de los trabajadores del Centro Cívico Grand Bourg, destacando la importancia de la contención en momentos difíciles. 

“Hubo muchísima gente conocida y no conocida que nos apoyaron, incluso nos decían que saquemos una carpeta médica y Javier se negaba a hacerlo porque él estaba mentalmente muy bien, tomaba decisiones, nos marcaba el camino y nos tenía el trote todo el tiempo”, agregó. 

Si algún mensaje positivo pudo dejar su familia, a pesar de la adversidad, fue una llamado a la gente para aprovechar el tiempo con sus seres queridos, abrazarse, perdonarse y no postergar la expresión de amor.

“Aprovechen a los que tengan al lado, que se quieran mucho, que se abracen mucho, que se perdonen mucho. El sí pudo cerrar todos los ciclos que tenía abiertos y me enseñó a no postergar. No se vayan a dormir enojados, nosotros jamás nos fuimos a dormir enojados. Que preparen un café y se den un besito despedida. Amen a sus hijos, respétense, porque la mayor herencia que Javier nos dejó, no pasa por lo material pasa por su nombre y su apellido”, cerró.

Te puede interesar
Lo más visto

Recibí información en tu mail