El Gobierno admite que los salarios perdieron contra la inflación pero descarta tomar nuevas medidas

El gobierno reconoció que la inflación es un problema irresuelto, pero ratifica que no modificará la pauta del 60% calculada en el Presupuesto para este año 2023. No habrá aumentos de sueldos por decreto.

Economía 11/03/2023

social-inflacion-argentina-1200x633

El Gobierno nacional admitió que los salarios sufrieron una perdida fuerte del poder adquisitivo en los últimos meses frente a la inflación, pero no tiene previsto modificar la pauta anual de índice de precios calculada en el 60% anual para el Presupuesto nacional 2023 y tampoco analiza por el momento, medidas extraordinarias para aumentar salarios, más allá de sostener las negociaciones paritarias, sector por sector.

Lo dijo la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, en la conferencia de prensa con periodistas acreditados en la Casa Rosada. Aunque evitó responder al ser consultada por las expectativas que tiene el gobierno para el índice de inflación de febrero que el INDEC dará a conocer la semana próxima.

Según anticipan diversas consultoras privadas, los aumentos de la canasta básica de alimentos podría rondar nuevamente igual que enero, en el orden del 5,8 al 6% mensual.

Consultada sobre si el presidente Alberto Fernández analiza medidas extraordinarias -como reclaman algunos gremios y sectores del oficialismo- para mejorar el poder adquisitivo de los salarios, la vocera presidencial dijo que no y que la política salarial del gobierno seguirán siendo este año las mejoras a través de las negociaciones paritarias sector por sector.

Según los cálculos de la Casa Rosada, si el ministro de Economía, Sergio Massa, con todas las medidas económicas que está tomando entre ellas, Precios Justos, se espera que marzo y abril comience un sendero descendiente de la inflación para congelarla alrededor del 5 % mensual, para llegar al tan mentado 60% anual.

El Gobierno negó que haya aumentado la pobreza pese a la alta inflación

Cerruti dijo en su conferencia de prensa semanal, negó que la disparada histórica de la inflación, la mayor en los últimos 30 años, haya aumentado la pobreza, y por el contrario, señaló que "los últimos datos del Indec dicen que la pobreza ha disminuido".

"Tenemos un problema con la inflación y los salarios que están atrasados, pero no hay ajuste. Tenemos el doble de inversión social respecto de lo que hicieron gobiernos anteriores", sostuvo la portavoz presidencial al ser consultada sobre el tema de la pobreza y las protestas de movimientos sociales sobre la implementación de un ajuste en los planes sociales que otorga el Gobierno.

"No hay posibilidad de que eso sea denominado ajuste, sino más bien, un incremento muy fuerte en las políticas de atención social y de estar junto a quienes más lo necesitan", dijo.

Cerruti aseguró el programa económico que están llevando adelante el Ministerio de Economía y el Gobierno en su conjunto "está dando algunos buenos resultados, porque los trabajos registrados han podido, por las paritarias del año pasado, estar un poco por encima de la inflación de marzo a marzo, y eso sin dudas es una buena noticia".

Sin embargo, según los datos del INDEC $102.467 es el ingreso salarial promedio de 7,9 millones de trabajadores registrados, lo que representa más del doble del ingreso de los asalariados sin descuento jubilatorio, es decir, que trabajan en la informalidad.

Asimismo, el INDEC señala que la estadística de diciembre 2022 registró una caída del 2% en el consumo interanual en supermercados, y la caída fue del 5% respecto del mes previo, es decir, noviembre de 2022.

En tanto, según el INDEC, una familia tipo de 4 integrantes para no ser pobre en enero de este año necesitó cobrar $163.538,68, un 7,2% más que en diciembre de 2022.

El gobierno se aferra al efecto rebote de los números de crecimiento de la economía
Desde la Casa Rosada evitan hablar de crisis terminal y en ese marco, esta semana -en medio del anuncio de canje de deuda por más de 4 billones de pesos para 2024- salió a acusar a la oposición de intentar "desestabilizar" al Gobierno en el inicio del año electoral y la sucesión presidencial.

La polémica la inició un comunicado de la coalición opositora Juntos por el Cambio, a la que salieron a responder de inmediato, legisladores del Frente de Todos y el jefe de Gabinete, Agustín Rossi.

Mientras, desde el equipo económico, Sergio Massa, intentó frenar la ola de especulaciones anunciando la adhesión de más del 55 % al canje de bonos en moneda local, que la oposición cuando fue gobierno, según señalaron en la Casa Rosada, había dejado en default antes de entregar la gestión a Alberto Fernández bajo el nombre de "reperfilamiento".

En ese marco, Cerruti reiteró los números que maneja el gobierno sobre los índices de crecimiento de la capacidad instalada de la industria, de la duplicación de exportaciones y dijo que el canje de deuda de esta semana, ayudará a brindar un marco de estabilidad para evitar especulaciones frente al dólar y la inflación.

Fuente: A24

Más noticias
Destacadas
Lunes

El Nuevo Populismo en Argentina

Luis Fernando Albeza
Opinión 19/06/2024

En Argentina, los medios de comunicación han consolidado en la conciencia colectiva una asociación entre regímenes de izquierda y el populismo, extendiendo esta etiqueta al peronismo.

Recibí información en tu mail