Campaña

Opinion 03 de junio de 2021
La ley 7697 apura al Ejecutivo Provincial que debe fijar la fecha de elecciones para la renovación legislativa. Falta el instrumento legal que determine qué día de lo que resta del año será el propicio para llevar adelante los comicios que, inicialmente, habían sido establecidos para el 4 de julio próximo.
elecciones urna

El apuro tiene que ver con el hecho que en el Título X Artículo 40 de esa ley se establece que la campaña electoral deberá iniciarse treinta días antes de la fecha de las elecciones y hasta ahora solo media entre esta norma y lo que va a suceder, la voluntad expresada por el Gobernador de posponer las elecciones en atención a la situación sanitaria. Es así que si hasta la medianoche no se formaliza la nueva fecha en reemplazo de la dispuesta por el Decreto 39 del 18 de enero pasado, desde mañana viernes estará lanzada esa campaña.

En realidad, apenas presentadas las alianzas ya se desplegó el esfuerzo de la dirigencia por imponerse en la consideración pública pero llamando la atención de quienes integran la mesa de decisiones de cada sector y que tenían la responsabilidad del armado de listas de candidatos. Así lo mostraron, como siempre, muros estratégicos, banners y, especialmente, la aparición en redes sociales y medios masivos de comunicación.

Desde mayo, la exposición se intensificó y comenzó a expresarse en distintos ámbitos. El impacto en los cuerpos legislativos es intenso y fue reconocido en las intervenciones por parte de legisladores que buscan su reelección o exponen a los adversarios ocupados en los mismos afanes.   

Si bien es estricta, la regulación en materia de campaña electoral es flexible en los hechos. Por ello es que el lapso que antecede a los comicios y que está destinado a buscar el apoyo del electorado a las candidaturas, se extiende por más de los 30 días establecidos.

Los especialistas destacan que las estrategias de campaña se ven influenciadas por el contexto en el que se desarrollan y la naturaleza de la elección. En este caso es la llamada la elección de medio tiempo, en la que los cargos que se eligen son de carácter legislativo y por ello es que se considera que se define a la oposición porque los gobiernos se someten a la opinión de los electores en la mitad de su gestión. 

El contexto es inédito en estas circunstancias. La pandemia también está impactando y, seguramente, cambiará estrategias. Hasta ahora no es mucho lo que se ha podido observar como innovador; quizás, precisamente, porque la falta de un cronograma definitivo ha dejado sin certeza la fecha de inicio de campaña y no hay formalidad en su despliegue.

Pero hay anticipos de cómo se llevará adelante la demanda de la voluntad popular. Las bancas serán usadas por candidatos a reelección y por sus pares de bancada, que van a acompañar las legítimas pretensiones defendiendo el proyecto que comparten. Las últimas sesiones de las Cámaras de Diputados y de Senadores y el Concejo Deliberante, así lo demuestran.

Los medios audiovisuales y las redes sociales serán otro escenario que demostrará su capacidad no solo para difundir los mensajes de los candidatos sino también para concurrir al armado de una decisión del electorado, que es fundamental.  

Es el tiempo de fortalecimiento de la democracia.

Salta, 03 de junio de 2021

Te puede interesar