COVID-19: Formalizan una investigación penal por propagación del virus en Orán

Judiciales 16 de junio de 2020
La imputación, formalizada por el fiscal federal, José Luis Bruno, de la sede descentralizada de Orán, recayó sobre un vecino de esa ciudad, a quien responsabilizan por el contagio de ocho personas, entre familiares y amigos.
oran

En una audiencia, celebrada hoy al mediodía, el fiscal de Orán, José Luis Bruno, titular de la sede descentralizada, formalizó la investigación penal iniciada por esa unidad fiscal el 29 de mayo pasado de oficio ante la “noticia criminis” que expuso el accionar de un vecino de esa ciudad, cuya conducta implicó el contagio de otras personas y llevó a la ciudad a retrotraer algunas medidas que se habían flexibilizado.

Sobre la audiencia, el fiscal informó que la misma se realizó ante el juez federal de Garantías de Orán, Gustavo Montoya, por video conferencia, instancia en la que presentó un pormenorizado relato del derrotero del imputado, de apellido Gorena.

Sostuvo que Gorena, contratado por un camionero jujeño que posteriormente murió debido a la afección por coronavirus, salió de su domicilio en Orán el 18 de mayo pasado junto al su contratante a fin de realizar una seguidilla de cargas y descarga de alimentos en varios puntos del país.

Entre esos puertos, mencionó el del Liniers, Tres de Febrero y Quilmes, en provincia de Buenos Aires. Asimismo, indicó que Gorena y su empleador realizaron otras tareas similares las provincias de Santa fe y Entre Ríos, donde transportaron verduras, pollos, galletas y cubiertas, entre otra mercadería.

El 23 de mayo, en tanto, se dirigieron a la provincia de Jujuy a fin de dejar el camión en el que se movilizaba en la localidad de Fraile Pintado. Desde allí, Gorena emprendió el regresó a Orán solo, haciéndolo primero en una camioneta hasta Urundel.

Posteriormente, se trasladó hasta la localidad de Colonia Santa Rosa, dónde un abuelo y un tío lo esperaban para su posterior viaje a Orán. En el ingreso a dicha ciudad -afirmó el fiscal- Gorena ocultó informar a la autoridad administrativa del Comité Operativo de Emergencia Salta que venía de una zona considerada “Roja” en materia de trasmisión comunitaria del virus COVID-19.

Esto no fue todo, agregó Bruno, pues Gorena, a sabiendas de las medidas sanitarias vigentes, mantuvo una serie de reuniones con su familia y diversos grupos de amigos. “Esto sucedió lamentablemente hasta el 27 de mayo, cuando la autoridad sanitaria local recibió un alerta, casualmente, de su compañero en Jujuy, quien había contraído la enfermedad COVID-19”, explicó el fiscal.

 Contagiados

 Realizadas de inmediato las medidas del caso por parte de las autoridades sanitarias, se pudo establecer que por el contacto con su grupo familiar y amigos, Gorena fue responsable del contagio de ocho personas en Orán, lo que puso a la ciudad en un estado de alerta sanitaria que generó mucha aflicción entre sus habitantes.

Por su parte, el acusado, representado por un defensor particular, accedió a prestar declaración, circunstancias que señaló haberse realizada un test en la localidad jujeña de Pampa Blanca, el cual le dio negativo, por lo que quedó tranquilo respecto a si había contraído la enfermedad. No obstante, ante la acusación de la fiscalía respecto a que no reveló las zonas de dónde provenía, sólo indicó que dijo que venía de trabajar sin ser preciso al respecto.

En vista de ello, Bruno, en representación del Ministerio Público Fiscal imputó a Gorena el delito de “propagación de una enfermedad contagiosa”, contemplado en el artículo 202 del Código Penal, el cual contempla una escala penal que llega a los 15 años de prisión. 

Asimismo, Bruno requirió que se mantenga la aprehensión en su domicilio del acusado, como así también solicitó un plazo de investigación de 30 días, medidas que fueron avaladas por el magistrado, quien de esta manera formalizó la investigación penal contra Gorena en los términos planteados por la fiscalía.

 

Te puede interesar