Milei prepara leyes "anti CGT"

El presidente está dispuesto a avanzar en una fuerte contraofensiva destinada al núcleo duro del sindicalismo que contemplará un paquete de leyes que apuntan a los gremios y la decisión de identificar a los "gremios extorsionadores".

Política 10/05/2024

milei

Desde la vereda de enfrente, los gremios respondieron los cuestionamientos del Gobierno al paro. En la conferencia de prensa de la CGT, Héctor Daer evaluó la medida de fuerza como "contundente en todo el país" y cuestionó al Gobierno por su política: "Nos están llevando a un extremo", advirtió. También desde la central obrera exigieron que Milei "cambie rápidamente su política de ajuste" ante la amenaza de otro paro.

El panorama que se viene de convivencia entre la Casa Rosada y la CGT no será nada pacífico. El diálogo está completamente cortado y el paro sólo profundizó aún más las diferencias entre ambos sectores.

Evaluación del paro

En el balance inicial que hizo el Gobierno del resultado de la huelga de la GCT quedó en limpio que para la Casa Rosada se trató de "una movida política" de "extrema debilidad" sustentada con "ataques mafiosos". Ese fue el resumen que informó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich como portavoz central en la evaluación oficial del paro.

Durante la reunión de gabinete que se realizó temprano en la Casa Rosada donde no participó Milei, la ministra de Seguridad explicó los alcances del paro, los "ataques mafiosos" que hubo a las líneas de colectivo que trabajaron y los bloqueos que se registraron en algunas rutas de acceso a la Ciudad.

A la vez, el secretario de Transporte, Franco Moggetta, dijo que "hay más de 2.300 unidades de colectivos en la calle" y evaluó que ello implica casi "el 40% de un día normal". A la vez, desde el gobierno dijeron que recibieron más de 130.000 denuncias de personas que querían salir a trabajar y fueron presionadas para no hacerlo.

Desde el Gobierno dijeron que se buscará identificar a los "gremios extorsionadores". Esta estrategia apunta en gran medida a evitar que haya un escrache la semana que viene de los sindicalistas opositores contra los senadores de la UCR, el PRO o LLA que avalan la ley Bases.

Hacia adelante, la estrategia que tomará el gobierno en su contraofensiva contra los gremios se empezó a gestar ayer en varios planos.

Planes en el Congreso

La secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, recibió a los diputados del PRO Cristian Ritondo, Damián Arabia, Silvia Lospennatto, Martín Maquieyra y Hernán Lombardi junto con el ministro del Interior, Guillermo Francos. Allí se habló de los pasos a seguir después de la aprobación de la ley Bases y quedó como eje de consenso avanzar con el paquete de "leyes anticasta" que anunció Milei en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso.

Según confiaron funcionarios del Gobierno y diputados de la oposición que estuvieron en esa reunión en la Casa Rosada, entre las medidas propuestas para aprobar en lo inmediato figura la obligatoriedad de los sindicatos de elegir a sus autoridades a través de elecciones periódicas.

No fue el único tema que mencionó Karina Milei con los diputados opositores que afectará directamente a los gremios. También se mencionó la idea de reflotar el proyecto de ley de sancionar los bloqueos sindicales a empresas con mayor rigurosidad y la incorporación de una ley tendiente a eliminar el aporte solidario sindical que fue desplazado del proyecto de reforma laboral original en el debate de la ley Bases en la Cámara baja. Los diputados del PRO coincidieron con el Gobierno en avanzar en este plano.

La mención de estos temas asociados a los gremios el mismo día del paro no es casual. Cuando Milei presentó este tema eligió apuntar a las figuras emblemáticas de los gremios como Hugo Moyano y Eduardo Baradel.

Diálogo cortado

En el otro plano de ataque a los gremios ayer Milei tuiteo un enigmático mensaje: "¿Saben cómo se dice Faraón en hebreo? Les cuento... PARO", escribió. El posteo del mandatario libertario se sumó a una imagen de él con una remera y la inscripción "Yo no paro".

En la Casa Rosada aseguran que no habrá diálogo con los gremialistas que están en pie de guerra con el gobierno. Pero aclaran que "no todos los sindicalistas son iguales". También hay posturas intermedias como las de Guillermo Francos, Posse o el secretario de Trabajo, Julio Cordero que creen que el diálogo no se debe cortar totalmente ni siquiera con los duros de la CGT.

Aquellos que harán un esquema selectivo del diálogo con los gremios rescatan en este punto a aquellos moderados o los que no se sumaron ayer al paro nacional. Figuran, entre otros, Dante Camaño, titular de la seccional Capital de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA); Facundo Lancioni Kaprow, secretario general del Sindicato SEducA (Sindicato de Educadores Argentinos), y Marcelo Peretta, líder del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB). Estos gremialistas tienen extremas diferencias con la CGT y buscan un canal de diálogo con la Casa Rosada para elevar sus reclamos.

El escenario de paritarias que se viene sumado al debate por las leyes "anticasta" prevén un clima complicado para aquellos gremios que fueron al paro y que ahora Milei decidió hacerles la guerra abierta.

Cronista

Te puede interesar
Lo más visto

Recibí información en tu mail