Aborto: “Los peronistas son verticales, con las llamadas a Leavy le tembló la pera”

Política 28 de diciembre de 2020
Hay incertidumbre en la oposición por la votación y le pasan la presión al Gobierno. Desde Juntos por el Cambio niegan presiones de Mauricio Macri. La legalización lleva ventaja de 33 a 32, pero hay 5 senadores indefinidos.
Leavy

En las horas previas a la sesión por la legalización del aborto en el Senado, el escenario asoma incierto por la paridad y el hermetismo de un puñado de legisladores sobre el sentido de su voto. Referentes del sector verde del Frente de Todos expresaron optimismo sobre la posible sanción del proyecto, aunque los números se mantienen ajustados. En la oposición buscaron pasarle la presión al oficialismo: legisladores de Juntos por el Cambio a favor y en contra de la iniciativa coincidieron en que dependerá del empuje del Gobierno.

El inicio del tratamiento decisivo del proyecto, en la Cámara más adversa a la legalización -en Diputados hubo 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones- quedó previsto para este martes a las 16, con un conteo muy parejo y una leve ventaja para los “verdes”: 33 a 32. Esos números del habitual “poroteo” dejan un final abierto, por el momento sin la mayoría necesaria de 37 para asegurar la sanción -aunque habría dos ausentes, José Alperovich, denunciado por violación, y Carlos Menem, internado- y a su vez con algunos senadores que se mostraron a favor de la iniciativa pero con objeciones a artículos. En caso de no aprobarse la totalidad de la votación en particular, el debate tendrá que volver a Diputados.

Integrantes de Juntos por el Cambio negaron que estuviera en marcha una estrategia para postergar la sanción y así evitarle al Gobierno un motivo de celebración como cierre del año. Lo habían propuesto algunos miembros del interbloque en una reunión virtual. Tampoco prosperó dejar que el quórum dependiera únicamente del oficialismo y las autoridades salieron a desestimar la versión de los supuestos llamados de Mauricio Macri para frenar la ley y asestarle de ese modo un golpe al oficialismo.

“Jamás recibi algún llamado de Macri o tuve conocimiento de que le hablara a algún senador de Juntos por el Cambio. Tenemos una posición muy clara y es la que sostuvimos hace dos años: libertad de conciencia. Cada uno vota según sus convicciones”, dijo este domingo Luis Naidenoff -presidente del interbloque- a Clarín. Humberto Schiavoni -jefe de la bancada del PRO- se había pronunciado en la misma línea. Desde la Ciudad buscaron reafirmar que no habrá presiones con un dato: Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli no hablaron del tema pero están en contra, y Martín Lousteau y Guadalupe Tagliaferri -los dos senadores del distrito- apoyarán el proyecto.

Aun así podría haber senadores de la coalición opositora que voten a favor en general y en contra en algunos artículos, como los cordobeses Ernesto Martínez y Laura Rodríguez Machado. El primero advirtió que podría rechazar o abstenerse en particular si no prosperan sus pedidos de modificaciones. La entrerriana Stella Maris Olalla y la neuquina Lucila Crexell no dieron señales de sus decisiones -mantuvieron el hermetismo con compañeros de bloque- y tampoco confirmó su voto el catamarqueño Oscar Castillo, a favor en el debate de 2018. “El resto está definido”, confirmaron en Juntos por el Cambio.

“La diferencia la puede marcar el oficialismo. A nosotros nadie nos muestra las cartas y la sensación es que esta película se define el día de la votación”, sembró el suspenso uno de los referentes opositores a favor de la legalización, con interrogantes sobre la actitud de Cristina Kirchner para favorecer la sanción. La mirada en parte fue compartida por un senador de JxC en contra de la iniciativa: "Los peronistas son verticales y cuando los llaman a más de uno le tiembla la pera. Pasó con (Sergio) Leavy y deben estar apretando a otros”, remitió al salteño que estaba en contra y repensará su posición luego de ser recibido por Alberto Fernández.

 

Clarín

 

Te puede interesar