Gesta

Opinion 17 de junio de 2020
Fue un largo camino. El general Martín Miguel de Güemes, antes de alcanzar el reconocimiento de su merecida estatura de héroe nacional, logró que su lucha y su vida se interpretaran en clave continental. Es en su honor que hoy se celebra el Día de la Libertad Latinoamericana.
guemes

La concepción centralista con la que el país sigue construyéndose convirtió la intención de Salta de abrir un espacio en la estrecha interpretación de la gesta libertaria nacional, en una larga y esforzada tarea. Permitir el reconocimiento del aporte de los líderes del interior fue un trabajo de distintos sectores, que fue llevándose escalonadamente.

El 15 de septiembre de 1999, el Senado de la Nación dio sanción al proyecto de ley que llegaba en revisión de Diputados, declarando Día Nacional de la Libertad Latinoamericana, el 17 de junio de cada año, en conmemoración del fallecimiento del General Martín Miguel Juan de Mata Güemes. En esa oportunidad, la voz cantante la tuvo el senador Emilio Marcelo Cantarero, en cuya manifestación reconoció que la Patria ha dado grandes hombres en la lucha por la libertad e independencia, pero Güemes fue puntal insustituible del plan sanmartiniano.

El papel que el salteño jugó en ese tramo de la historia nacional, cuando aún los cimientos del país se estaban echando, es el que las corrientes de historiadores vinieron discutiendo para ofrecer una versión que se adecue a determinados intereses. El trato de caudillo le bajó el precio al liderazgo que ejercía, teniendo en cuenta su etimología que remite su significado a   ‘pequeña cabeza’ o ‘cabecilla’. Su ejército no superó el trato de montonera.

Desde otra vereda, su conducción tomó otra dimensión al punto que la historia local documenta su condición de primer Gobernador elegido con cierta forma de voto popular; ni se discute su acertada dirección militar. Gauchos de fuego o ejército de infernales es la descripción de sus tropas, vistas a la luz de sus acciones y resultados.

Pero hay otra dimensión que también se destaca: la concepción humanista con la que dejaba salir al político que lo empujaba a ser parte del tiempo de batalla por la independencia nacional y latinoamericana. En la convicción que Martín Miguel de Güemes dejó un ejemplo digno de ser imitado por las generaciones futuras, forjadoras de la patria, y por todos los hombres que luchan por el engrandecimiento de la República, se fundó la decisión del establecimiento del día que hoy se conmemora.

Sirve para la reflexión respecto de la distancia que aún hay que cubrir para alcanzar la libertad del subcontinente. La pobreza, la inestabilidad política, la debilidad institucional, son los rasgos que caracterizan a las naciones latinoamericanas. La pandemia es un golpe fatal que va cortando algunas salidas y vuelve a poner a sus pueblos en una senda de sacrificios que amplía aún más las franjas vulnerables.

Repasar vidas ilustres puede servir en este tiempo. El pensamiento de Güemes vuelve a tomar cuerpo en estas circunstancias difíciles. Su estatus de Héroe Nacional le reconoce el hecho de ser el único general argentino muerto en acción de guerra pero su visión geopolítica puso en valor una acción de construcción de una Nación con valores eternos. Y allí hay que remitirse.

Salta, 17 de junio de 2020

 

 

 

Te puede interesar