Desde el viernes, el Malbrán capacitará laboratorios de seis provincias para descentralizar los tests

El Pais 19 de marzo de 2020
Lo informó el Ministerio de Salud. Según pudo confirmar Clarín, ciudad y provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Chaco estarán entre los primeros distritos en hacer sus propios diagnósticos.
mlabra

En la actualización diaria que realiza el Ministerio de Salud para informar las cifras oficiales de contagiados por coronavirus en el país y las indicaciones que pueden variar día a día, confirmaron que desde el viernes el instituto ANLIS Malbrán comenzará a capacitar a laboratorios de seis provincias para poder descentralizar los tests para identificar casos positivos.

Así lo informó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, durante una conferencia de prensa desde Casa Rosada. Más tarde, en diálogo con fuentes de Salud de la provincia de Tucumán, se pudo confirmar que cinco de esas seis jurisdicciones incluidas en esta primera tanda de capacitación serán ciudad y provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Chaco.

Una vez ampliada la capacidad de diagnosticar la enfermedad, el número de “coronavirus positivos” aumentará, consideran los expertos.

Vizzotti recomendó además sostener el "aislamiento social para minimizar la posibilidad de transmisión" del coronavirus y aclaró que "no significa dejar de realizar actividades esenciales".

"Recomendamos mantener el distanciamiento social. Todos los ciudadanos podemos generar acciones concretas para minimizar estar en contacto con el virus", aseveró Vizzotti.

En este sentido, aclaró que esto "significa reducir las actividades sociales, la concurrencia a lugares públicos, clubes, bares, casinos, bingos y centros comerciales". "El distanciamiento social no significa dejar de hacer las actividades esenciales", indicó.

En el reporte diario sobre la situación del Covid-19, el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, informó que hay "79 casos confirmados, 68 de los cuales tienen antecedentes de viajes, 10 están relacionados con viajeros y 1 no tiene nexo con un viajero previo".

Asimismo, precisó que las jurisdicciones que presentaron casos son once: ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Chaco, Entre Ríos, Tierra del Fuego, Río Negro, San Luis y se sumaron Salta y Jujuy en las últimas horas.

"Hay dos fallecidos y 496 casos que han sido descartados por laboratorio y 686 que han sido descartados epidemiológicamente", detalló Costa.

Por su parte, Vizzotti aportó un panorama de lo que ocurre en la provincia de Chaco, que en las últimas horas intensificó el aislamiento social: "En Chaco hay 12 casos confirmados, dos tienen antecedentes de viaje, 9 contacto directo y hay una persona que si bien no se ha demostrado un nexo epidemiológico, trabaja y tiene un vínculo estrecho en un lugar donde se han confirmado casos".

El posible aumento de casos positivos
Como es pura lógica numérica, conviene entender el asunto ahora y no angustiarse después. Es que, más allá de que las últimas medidas que tomó el Gobierno logren un aumento “razonable” de casos (tirando al amesetamiento antes que a un crecimiento exponencial, parafraseando al presidente Alberto Fernández), varios expertos en infectología confirmaron a Clarín que existe un subregistro en el número de casos positivos de coronavirus. Si se logran procesar más muestras por día, la cifra de infectados podría volverse más realista.

Dos expertos que consultó este medio sugirieron que podría haber tres veces más casos que los que se conocen hoy (56, al cierre de esta nota). Es importante aclarar que la idea de la triplicación es solo una estimación en base a la experiencia de la Gripe A, once años atrás, cuando, igual que ahora, se generó una demanda de hisopados agobiante para la capacidad del laboratorio de referencia nacional.

Un experto en Infectología, que también solicitó anonimato, aclaró: “El tema de centralizar el diagnóstico en el CDC (Centers for Disease Control and Prevention) causó un desastre en Estados Unidos. Aquí es lo mismo: demora el diagnóstico y hay subregistro. Calculo que en una semana estará trabajando una red de laboratorios”.

Se trata de la “Red Nacional de laboratorios de influenza y otros virus respiratorios”, creada tras la epidemia de Gripe N1H1 de 2009. Son unas 35 instituciones de investigación (hay al menos una por provincia) capacitadas para confirmar o descartar la presencia de las influenzas A y B, entre otros virus. La tecnología que utilizan es similar a la del coronavirus: la famosa PCR.

O sea, la Polymerase Chain Reaction (o Reacción en Cadena de la Polimerasa), una técnica utilizada en el campo de la biología molecular. “La PCR se hace en muchos lugares actualmente. Lo que pasa es que tienen que ser capacitados y recibir los reactivos específicos para COVID-19 y, luego del control de calidad, adelante”, explicó el médico.

Lo de los reactivos es todo un tema por el desembolso monetario que representan. Hace tiempo Clarín intenta averiguar el costo de cada test, algo que por el momento fue imposible confirmar. No obstante, una fuente del sector aseguró que si se analizan varios hisopados a la vez (30 o más) el monto por unidad baja y termina rondando los 1.500 pesos por hisopado. La cifra tiene sentido si se compara con los 3.000 pesos que cuesta hoy una PCR para otros tipos de virus en un laboratorio privado.

Claro que en el Malbrán no se están haciendo 30 hisopados diarios sino entre 80 y 120, según el día.

Pero más allá de toda cifra, conviene recordar que, por el desborde al que arribó la crisis sanitaria mundial, los países de Europa con circulación de coronavirus confirmada prácticamente no están realizando testeo alguno, salvo en los pacientes de gravedad o los casos de adultos mayores que requieran hospitalización. A quien tenga síntomas se le sugiere quedarse en casa, en aislamiento por dos semanas, atravesando los tiempos lógicos de cualquier proceso viral intenso.

Consultada por estos temas, Cristina Freuler, jefa de Infectología y del departamento de Medicina Interna del Hospital Alemán, puso paños fríos y explicó: “Sabemos que en todos lados hay más casos que los que se registran porque uno estudió a los enfermos y a los que tienen muchos síntomas, pero hay muchos que casi no lo manifiestan. Todos los países tienen subregistro y nosotros no estamos fuera de eso. Pero hay una pandemia: si hay muchos o pocos casos, las medidas de prevención son las mismas”.

Y concluyó: “No tenemos por qué asustarnos por el número. Lo más importante es que tenemos que cuidarnos, ser conscientes, ser solidarios y no exagerar. Si uno tiene miedo es mucho peor”.

Te puede interesar