De Vido inició una huelga de hambre para reclamar el fin de su prisión preventiva

El Pais 13 de diciembre de 2019
El exministro Julio De Vido inició anoche una huelga de hambre en el penal de Ezeiza, donde permanece detenido desde 2017, para protestar en contra de su prisión preventiva. El exfuncionario kirchnerista, uno de los funcionarios que supo estar más cerca del matrimonio Kirchner, aclaró anoche mediante una carta a las autoridades del Servicio Penitenciario que se negaría a recibir alimentos hasta tanto no se revierta su situación procesal.
deviod

"A partir del día de la fecha me negaré, en principio, a recibir los alimentos que me suministra el Servicio Penitenciario Federal", escribió De Vido en la carta, que fue publicada anoche en sus redes sociales. El exministro kirchnerista fue sentenciado a cinco años y ocho meses de prisión por haber sido partícipe necesario de la Tragedia de Once, pero esa condena todavía no está firme. También tiene prisión preventiva en otros casos judiciales, como los cuadernos de las coimas.

De Vido explicó en la carta que su decisión fue tomada "como medida de protesta y reclamo a raíz de la violación de mis derechos constitucionales de igualdad ante la ley y presunción de inocencia desconocidos en las resoluciones judiciales en mi contra de que he sido objeto en las causas en las que se me han armado en el marco de una feroz y despiadada persecución por parte de los tres poderes del Estado con privación ilegítima de la libertad desde el 26 de octubre de 2017". 

Sobre el final de la carta, el exministro kirchnerista incluyó una advertencia para nuevo gobierno: "Persistiré en esta medida e incluso la profundizaré en caso de no revertirse esta injusta situación que resulta intolerable en el marco de un gobierno votado por la gran mayoría del pueblo argentino como nacional y popular".

El panorama judicial de De Vido, complicado con una decena de procesamientos, mejoró en las últimas semanas cuando el Tribunal Oral Federal (TOF) N°1 le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria en la causa por irregularidades en la mina de Río Turbio, aunque ese beneficio no se hizo efectivo porque pesan otras prisiones preventivas en su contra.

Su defensa había pedido su excarcelación en base a los nuevos criterios que había fijado el Congreso para ponerle límites a las prisiones preventivas. El TOF N°7, que prepara el juicio oral por los cuadernos de las coimas, le rechazó sin embargo ese pedido de excarcelación, pero la defensa del exfuncionario apeló esa decisión, que ahora está en manos de la Cámara de Casación Penal.

De todas maneras, el exministro podría finalmente conseguir ese beneficio en los últimos días de diciembre, después de que cumpla los 70 años, ya que la ley prevé ese tipo de mejoras procesales para detenidos que superan esa edad. La situación de De Vido está agravada, además, por sus problemas de salud generados por la diabetes y la hipertensión.

Te puede interesar