Con la firma de Macri, el PRO difundió un duro informe sobre el rumbo del Gobierno

Es el primer documento de la Fundación Pensar desde que la preside María Eugenia Vidal. Analiza los primeros seis meses de gestión: “El rumbo económico es correcto”. No obstante, evalúa que es el “peor arranque legislativo de la democracia”.

Política 01/07/2024

RVRJ5JYTMBCRLGSPXXNRBC3AMQ

Al día siguiente de que Javier Milei asegurara que La Libertad Avanza va hacia una “fusión” con el PRO y que no tiene “ningún conflicto” con Mauricio Macri, la Fundación Pensar, el think tank del partido, emitió un informe que hace un análisis de los seis primero meses de gestión del Gobierno. “Hay más interrogantes que certezas”, señala el documento firmado por el ex mandatario y María Eugenia Vidal, quien preside la fundación desde mayo.

Se trata de la primera expresión pública del PRO liderado por Macri que señala matices sobre el rumbo político y económico de la gestión Milei. El documento de 39 páginas se estructura en cuatro capítulos que analizan aspectos económicos, políticos y sociales del primer semestre de Milei. “Se realiza una evaluación de los avances de la gestión del macroeconómico presidente Milei en el ordenamiento macro y la reducción de la inflación, así como de los efectos negativos de ese proceso: la caída de la actividad, el empleo y los ingresos”, detalla el artículo en la introducción.

Además, el informe habla de “la gran apuesta” del Gobierno de Milei y siembra el interrogante respecto a si el plan libertario “tendrá éxito o no”. La Fundación Pensar destaca que la Casa Rosada “consolida” el déficit fiscal cero, con los “mejores” números desde 2008. Así como también pondera el avance en la baja de la inflación y resalta que se trata del “menor registro en 28 meses”.

Macri coincide en el sendero fiscal que ejecuta Luis Caputo, ministro de Economía. En el PRO entienden que es “esencial” un “equilibrio” en las cuentas públicas. Pero, rápidamente, apunta a los números de la actividad económica durante la Fase 1 del Gobierno y dispara: “El ordenamiento duele”. En el segundo apartado, el informe de la Fundación que preside Vidal sostiene: “La actividad y el empleo siguen cayendo y aún no logran recuperarse. Los ingresos no logran ganarle a la inflación acumulada y arrastra al consumo”.

En relación con los niveles de aprobación de la gestión, el documento sostiene que sigue en “niveles elevados”, y que la mayoría de los argentinos “aún sienten esperanza”. Mientras que el punto 4, el último del documento, suelta dos críticas duras con dos interlocutores tácitos.

Vidal consideró que “el rumbo económico de Milei es el correcto. Los indicadores sociales negativos son producto del desastre del Gobierno anterior y el ordenamiento necesario de las cuentas publicas”. Respecto al orden público, la presidenta de Fundación Pensar sostuvo que “los piquetes refieren a que cuando gobierna un gobierno no kirchnerista hay mas conflictividad”. En el análisis del PRO, la oposición busca “ganar en la calle” porque perdió las elecciones.

La primera oración apunta contra la capacidad política del Gobierno para construir consensos y lograr imponer su agenta en el Congreso. Si bien alude a Milei, hay una especie de destinatario implícito que es Guillermo Francos, jefe de Gabinete y ministro que estuvo a cargo de las negociaciones para aprobar la Ley Bases. Para Macri, este es “el peor arranque legislativo de la democracia”. En ese sentido, Vidal reflexionó ante este medio que se debe a la “inexperiencia del Gobierno y de los opositores que apostaron desde el principio a que no saliera la Ley Bases”.

En tanto que la última parte del punto 4 se refiere al área que gestiona Patricia Bullrich: “Los piquetes acumulan 4 meses de subas”. Macri enfrenta una interna a cielo abierto con la ministra de Seguridad por el control del PRO. La funcionaria tiene bajo su cargo la gestión del orden público y una de sus principales banderas fue la presentación del Protocolo Antipiquetes. El texto de Pensar apunta hacia el aumento de la conflictividad social reflejado en los piquetes.

No obstante, también se hace un repaso de la “herencia” que recibió el presidente Milei por parte del Gobierno de Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa. Enumera ocho indicadores macroeconómicos negativos de la administración kirchnerista, centrados en el alto número de pobreza, la inflación acumulada, la caída en las jubilaciones, la situación frágil de las reservas del Banco Central y el déficit fiscal y comercial.

Macri prepara desde hace semanas un relanzamiento del PRO. Esa nueva etapa de su partido implicará un aumento del perfil público del ex Presidente, con apariciones directos o, bien, indirectas, como lo es la publicación de este informe de la Fundación Pensar.

Hasta ahora, el PRO actuó como el principal socio político de Milei. Le dio soporte institucional en el Congreso para robustecer el bloque oficialista, que cuenta con apenas 37 diputados nacionales sobre 257 bancas totales de la Cámara Baja. Pero no sólo eso, sino que los legisladores amarillos que conduce Cristian Ritondo se pusieron al frente de las negociaciones por la Ley Bases, a la par de La Libertad Avanza, tanto en la labor política como el la pericia técnica de la dinámica legislativa.

El propio Macri impulsó públicamente la aprobación de la Ley Bases y exhortó a los legisladores del PRO para apoyar la normativa. Sin embargo, comenzó lentamente a señalar diferencias con el Gobierno. Al principio, por “problemas en la implementación de políticas”. Fue a principios de año, era una crítica a la gestión y tenía nombre y apellido: Nicolás Posse, ex jefe de Gabinete.

A la par, el ex Presidente lidió con el frente interno. Bullrich se empoderó con el respaldo de Milei y se movió desde principios de año para disputar poder dentro del PRO. La ministra se mueve para conducir al partido hacia una convergencia electoral con La Libertad Avanza. Es algo que Macri resiste.

El propio Milei dijo anoche en una entrevista con el canal TN que La Libertad Avanza se dirige a una unión con el partido de Macri. “Vamos camino hacia una fusión de las fuerzas”. Pero al líder del PRO no le gusta esa palabra, la evita.

Macri quiere darle de nuevo volumen político al PRO para tener margen a discutir las condiciones de una alianza electoral con Milei. Pretende evitar una “fusión” con los libertarios y, más bien, caminar hacia un frente donde el PRO compita junto a La Libertad Avanza pero sin disolver el sello amarillo.

En tanto, Milei dio el visto bueno para avanzar hacia una “fusión” con el PRO, pese a la resistencia de Macri. El Presidente sigue con atención la construcción política que ejecuta Karina Milei, secretaria General de la Presidencia. Eduardo “Lule” Menem, principal armador nacional del Gobierno, sigue órdenes de la hermana del Jefe de Estado para que La Libertad Avanza tenga presencia institucional en todo el país.

Mientras que Bullrich lidera ese proceso por parte del partido amarillo, en una especie de línea interna opuesta a Macri. La provincia de Buenos Aires es, posiblemente, el principal teatro de operaciones. Allí tuvo lugar el primer evento en ese sentido, anticipado por Infobae, cuando la ministra de Seguridad encabezó un acto en Luis Guillón con Sebastián Pareja, principal armador político del Presidente en suelo bonaerense.

Es este el contexto político en el que emerge el documento de la Fundación Pensar. Con su asunción como presidente del PRO, Macri impulsó a María Eugenia Vidal para liderar esta nueva etapa del think tank partidario. La ex gobernadora conformó un equipo amplio, de dirigentes y técnicos que hoy orbitan al ex Presidente. Entre ellos sobresalen Francisco Cabrera, ex ministro de Producción, Silvia Lospennato, diputada nacional, Francisco Quintana, ex presidente del Consejo de la Magistratura porteño y titular de la FURP, Fulvio Pompeo, secretario General de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Grippo, titular del Ente de la Ciudad, y Sergio Siciliano, legislador porteño.

En esa nueva etapa del PRO, Macri busca “fortalecer” al partido, tras el fracaso electoral de 2019 y 2023, y evitar que Milei absorba a su fuerza. Conoce que comparte electorado con el Gobierno y que no será sencillo despegarse. Empero, procura mantener autonomía estratégica.

El jueves dará otro paso en ese sentido. Avalará a Martín Yeza, diputado nacional, como nuevo presidente de la Asamblea del PRO. Ese lugar estaba previsto para la propia Bullrich, en un acuerdo político que el ex Presidente había sellado de palabra con la ministra. Sin embargo, la tensión entre el macrismo y el bullrichismo escaló y el pacto se desvaneció en el aire.

Bullrich continuará enfocada en la gestión y en su propio armado político junto a La Libertad Avanza. Asume el resultado electoral de 2023 y entiende que el PRO debe plegarse a Milei, a quien reconoce como el líder de esta etapa política.

“No tengo conflictos con Macri. Nos entendemos muy bien porque no tenemos una visión ególatra de las cosas. Trabajamos sin problemas”. Esa fue otra de las definiciones que dio Javier Milei respecto al PRO y su vínculo con el ex Presidente. Además, confesó que hace dos semanas que no hablan, algo que atribuyó a sus viajes por el exterior. Después de este informe de Fundación Pensar, ¿se extenderá el tiempo sin hablar entre ambos o será un motivo para reencontrarse?

Infobae

Más noticias
Destacadas

Recibí información en tu mail