Israel convirte en requisito las tres dosis para sacar el pasaporte sanitario de Covid-19

El Mundo 03 de octubre de 2021
Con el objetivo de alentar la vacunación de una tercera dosis de refuerzo, Israel se convirtió este domingo en el primer país en convertirla en requisito para tener el pasaporte de vacunación digital, que permite ingresar a lugares cerrados, una medida que dejará a casi 2 millones de personas sin su "pase verde" en los próximos días.
israel covid

En tanto, a quienes hayan recibido dos dosis de la vacuna, y a los que se hayan recuperado del coronavirus, se les expedirán pases válidos por seis meses a partir de la fecha de su vacunación o recuperación.

Decenas de israelíes realizaron manifestaciones en todo el país en protesta por este sistema, con caravanas de automóviles que obstruían los desplazamientos matutinos mientras muchos israelíes regresaban al trabajo hoy, primer día hábil de la semana en el país, después de las fiestas judías de septiembre.

Los opositores al sistema dijeron que es una forma de vacunación forzada.

Israel aceleró la vacunación de la mayoría de su población adulta a principios de este año, después de llegar a un acuerdo con Pfizer para intercambiar datos médicos a cambio de un suministro constante de dosis.

En agosto lanzó una agresiva campaña de refuerzo para apuntalar la disminución de la eficacia de la vacuna en su población.

Más del 60% de la población de Israel ya recibió las dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech y casi 3,5 millones de los 9,3 millones de ciudadanos se aplicaron una tercera dosis de refuerzo.

Sin embargo, al menos 2 millones de personas solo se inocularon con dos dosis, por lo que perderán los privilegios otorgados por el pase verde.

Te puede interesar