Alberto Fernández: "Cristina es una gran dirigente, pero no fue Perón"

Política 23 de noviembre de 2020
El Presidente criticó "los personalismos en la coalición" del Frente de Todos.
3498776w1033

El presidente Alberto Fernández cuestionó "los personalismos en la coalición" del Frente de Todos, y aseguró: "Cristina es una gran dirigente, pero no fue Perón. Néstor Kirchner no fue Perón".

Sus declaraciones, en diálogo con el canal NetTV, se produjeron a raíz de una consulta respecto de la dura carta de los senadores oficialistas donde la vicepresidenta Cristina Kirchner le marcó la cancha al Presidente en relación a la negociación con el FMI:"No puedo más que compartirla, dice lo mismo que yo le dije al Fondo. El bloque de senadores decidió hacerlo de ese modo", dijo Alberto Fernández.

Sin embargo, inmediatamente a continuación, agregó: "Una de las cosas que quisiera cambiar en la coalición, y en el peronismo mismo, que les cuesta entender a muchos, es que no creo en los personalismos. Uno de los problemas de la política argentina han sido los personalismos. Lo que la política necesita es un proyecto, no una persona. Cuando me dicen plantate, digo: no voy a hacer albertismo, ni plantarme ante nadie. Voy a hacer lo necesario para que la fuerza funcione más allá de Cristina, de Sergio y de Máximo", expresó.

"Así no funciona el peronismo y creo que es uno de los grandes problemas. No hay otro Perón, hay uno solo. Perón que era más inteligente que nosotros. Él dijo que la organización vence al tiempo. Hay que organizarse en torno a un proyecto político. Perón era Perón. Personajes como él nacen una vez en la historia. Cristina es una gran dirigente pero no fue Perón, con todo el respeto. Si alguien a quien quiero, es Néstor Kirchner, pero no fue Perón", agregó.

"No me enamoro del poder, yo lo que quiero es durante cuatro años trabajar de presidente. Mi mayor tranquilidad es dejar al país funcionando en cuatro años. Y si sigo, sigo. Y si no sigo, no sigo. Si no, pienso más en mi suerte que en la suerte del proyecto. Es el proyecto lo que debemos revalorizar", añadió.

En ese sentido, sostuvo: "Si me enamoro de que el proyecto soy yo, soy un estúpido. Yo creo que uno de los grandes daños del peronismo fueron los personalismos. No voy a afianzar eso. Prefiero un liderazgo racional, para que el que me escuche piense tiene razón", expresó.

FMI
Durante la entrevista el Presidente se refirió a la situación económica: "Tenemos un problema muy serio, que parte desde el comienzo de la carencia de divisas, en una sociedad que demanda dólares, algunos para ahorrar". "Esto podremos corregirlo con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional", dijo.

"El plan de acuerdo con el FMI dirá el plan económico del Gobierno. Es un plan que no cede a ninguna condición que haya puesto el Fondo. El déficit fiscal es muy alto, pero es el que tiene el resto del mundo", expresó.

Y agregó: "En marzo discutiremos las tarifas. No vamos a dolarizar las tarifas. La pandemia nos permitió determinar quién es quién. La AFIP y la Anses ahora saben cuanto gana cada uno, la realidad de cada uno. Ahora vamos a poder hacer tarifas selectivas. Podremos diferenciar quién necesita un subsidio o tiene una tarifa premium".

Respecto del congelamiento de precios de los alimentos, dijo: "Vamos a hablar con los productores, esto afecta a los sectores que solamente gastan en comida". "Nos ha pasado un tsunami, que es la pandemia, y nadie puede especular con esto", agregó. "Voy a usar todas las herramientas que tenga a mi alcance para que no haya [especulación]. No lo voy a permitir", sostuvo.

"Tenemos claro quiénes son los grandes perdedores. No hay que hacer nuevas leyes ni patoteadas, hay que usar las que están", expresó.

Luego dijo: "No creo que lo que dé confianza sea el acuerdo con el Fondo, sino la existencia de un programa. La reducción del déficit ayudará a que la inflación baje y alejará el temor de la devaluación que muchos tienen".

"La reducción del déficit ayudara a que la inflación baje, y alejará el temor de la devaluación que muchos tienen", dijo. "El mundo se está dando cuenta de los errores que han cometido y el FMI también lo sabe. Hay dos formas de resolver el problema fiscal. Una es reduciendo el gasto y otra es crecer", añadió.

"Tocamos fondo en 2001, y empezamos a crecer. Tocamos fondo con Macri y con la pandemia, y empezamos a crecer, en agosto comenzamos a ver un crecimiento", sostuvo.

Reforma previsional
"Hemos cuidado que el universo del 85 por ciento de los jubilados a fin de año tengan un ingreso que represente un poco más de la inflación. Nosotros nos comprometimos de enero a diciembre ganarle a la inflación en ese porcentaje. Ahora resulta que se rajan las vestiduras con la fórmula del gobierno anterior", dijo el Presidente. "Tenemos que volver a hacer sostenible lo que proponemos", agregó.

"Se propone un sistema que combine el crecimiento de los salarios con la recaudación. Siempre nos ocupamos de que el jubilado tenga un ingreso adicional. Ponemos una fórmula en la que los jubilados ganaron un 20%. Con la de Macri perdieron un 19%. Nos enteramos ahora de que Macri terminó su mandato en agosto", ironizó.

"Dejó al país en default, destruido, y ahora habla de la formula", lanzó. "El recorte existe si el jubilado deja de percibir, y ningún jubilado dejó de percibir. Para mi el recorte es hacer que vos te quedes con menos. No pasó con ningún jubilado. Hemos cuidado que los jubilados le ganen a la inflación de este año. Va a ser así. Y si no fuera así tendremos que corregirlo porque nuestro objetivo es que los jubilados no pierdan contra la inflación", dijo.

Luego fue consultado por el banquero Jorge Brito, fallecido el viernes cuando cayó el helicóptero que comandaba, en Salta: "Tenía vínculo con él, era alguien a quien conocía hace años. Es un tipo que entendía bastante bien lo que le pasaba a la Argentina", agregó.

Respecto de la ley del oficialismo para exigir un aporte a las grandes fortunas, sostuvo: "La ley es un mecanismo que se usó en muchos lugares del mundo, no es una cosa que se le ocurrió a Máximo una mañana".

"Devaluar es empobrecer a la Argentina y favorecer a un grupo de exportadores y no creo que sea el camino", agregó.

La relación con Cristina Kirchner
"¿Hace mucho que no se ven con Cristina Kirchner?", se le consultó: "Sí, más o menos", respondió. "Antes es igual que ahora. Es exactamente igual. Están todos muy pendientes del vínculo con Cristina", dijo.

"Hay un vínculo de tipo personal y uno político. Es Cristina, la conozco hace años, es la mujer de Néstor, le tengo un cariño real. Aún cuando cuestionaba sus políticas, traté de dejarla a salvo de las imputaciones que le cargaban. Eso no está en tela de juicio, eso es así", añadió.

"Después está el vínculo político", siguió. "Es una dirigente importante, que lidera un espacio importante de la coalición y debo escucharla. Cuando Macri ganó y armó su gabinete, dijo que armaba su gobierno como quería. Todos debemos ser escuchados, Cristina, Sergio, Máximo. Y yo tengo que ser el Presidente que toma las decisiones escuchando al espacio", agregó.

"No pensamos de todo igual, y el día que Cristina me propuso que ocupe el lugar que ocupo, lo acepté, sabiendo que iba a ser el presidente de una coalición. Ella me lo propuso sabiendo que tenía mi propio criterio, y mi propia mirada, y que me había alejado por eso de su gobierno", sostuvo.

"Todos aprendemos en el ejercicio. Ella es una persona muy importante en la coalición, también. Y tenemos que gobernar juntos", lanzó. "Tendremos más puntos de acuerdo, o desacuerdo, pero no tenemos que volver a tensionar las cosas al punto de que se quiebren. El resultado de nuestra ruptura tiene una consecuencia, llamada Macri. Por la gente, no podemos darnos el lujo de hacer semejante cosa. Todos estamos convencidos de la importancia de la unidad, todos", dijo.

Procuración
"Todo este tiempo estuvimos tratando de conseguir una mayoría. Lilita, que no es nada, dice que le gusta Rafecas, y ya dicen que la oposición apoya a Rafecas. Hasta ahora no hemos visto a la oposición apoyar a Rafecas. Esto no es justo. Decir que esos son actos donde Cristina intenta parar la gestión del Gobierno es falso. Yo no he hablado con Daniel de vuelta. Nos conocemos hace años. Lo que digo es que nadie planteó cambiar a Rafecas de candidato. Sí se planteó que estamos en una situación de parálisis", expresó Fernández.

"¿Cristina apoya a Rafecas?", se le consultó. "Por supuesto lo apoya", respondió. "Es un juez de una integridad moral absoluta. Es lo que debe ser un juez. Lo conozco técnicamente, es súper preparado. Moralmente intachable. Tiene criterio propio. Difícilmente alguien influya sobre él", sostuvo.

Y aclaró: "No he hablado con los miembros del Consejo. Intuyo que piensan en un tribunal constitucional y uno superior. Este es el modelo español".

La Nación

Te puede interesar