Pereyra respaldó al directivo de Tránsito cuestionado

Salta 22 de mayo de 2020
Por Aries, Gilberto Pereyra, subsecretario de Movilidad Ciudadana de la Municipalidad, aseguró que Diego Alvarado, jefe del programa de Dirección de Transito, no hace mal su trabajo y que, quizás, debería modificar sus formas al tratar con los inspectores. Licencias de conducir y bicisendas, otros de los puntos abordados.

Gilberto_Pereyra

Gilberto Pereyra, subsecretario de Movilidad Ciudadana de la Municipalidad, respaldó la labor de Diego Alvarado – jefe del programa de Dirección de Tránsito – entendiendo que no está haciendo mal su trabajo; no obstante, sostuvo que quizás deba modificar las formas en las que se dirige hacia algunos de los inspectores.

“Pero él ejecuta directivas que le doy yo”, añadió el funcionario.

Lo cierto es que, días antes, en la asamblea realizada en el predio de Santa Fe 545, Alvarado fue declarado ‘persona no grata’ por los trabajadores y solicitaron su inmediata renuncia. 

Otro de los puntos tratados durante el encuentro fue el cambio de nombre del área; existe resistencia a la nueva organización interna que impulsa el Ejecutivo comunal porque, entienden quienes se desempeñan en Tránsito, que los cambios llevan consigo una degradación del sector.

“Es difícil de comprender”, indicó Pereyra al ser consultado sobre el tema y aseguró que los cambios impuestos no implican funciones diferentes; de hecho, agregó, la Dirección de Tránsito sigue existiendo y está al mando de un inspector; “yo traté de respetar al máximo esa identidad, ahora, la Subsecretaría de Movilidad es del Municipio pero la Dirección está dentro de ella, ni siquiera quise poner un cargo político ahí”, detalló. 

Para el funcionario, los agentes deberían entender que Movilidad Ciudadana – como nombre y concepto en sí - hace referencia lo que significa hoy vivir y transitar una ciudad como Salta.

En la misma línea, los trabajadores ven como otro síntoma del ‘vaciamiento’ del área el hecho de que trasladen la emisión de licencias de calle Santa Fe hacia otro edificio.

Consultado sobre el malestar, Pereyra indicó que la decisión de mover el sector tiene la intención de darles un mejor marco para que puedan desempeñar su tarea. Y es que – explicó – durante el verano, con las primeras lluvias, algunos turnos debieron ser suspendidos porque el agua ingresaba a las oficinas de emisión.

“Este año estuvimos casi 11 días sin poder atender porque se llovía y no se podía atender”, justificó.

Para concluir, Pereyra se refirió a las bici sendas y precisó que su diagramación fue un trabajo en conjunto entre distintas áreas de la Municipalidad; contrariamente, los trabajadores exponían en asamblea que Tránsito no había sido consultado sobre cuáles serían las calles más prácticas y seguras para ser instaladas.



Te puede interesar