No todos somos iguales ante la ley, Parte I

Opinion 22 de septiembre de 2022 Por Natalia Buira
Mientras en Irán se suceden protestas por la muerte de la joven Mahsa Amini de 22 años mientras estaba bajo arresto por la Policía de la moralidad por no llevar el velo bien puesto, debemos volver la mirada a nuestra Provincia y ver que pasa en la temática de violencia de género.
columnas - 2022-09-22T071614.327

El día lunes 19 de este mes nos enteramos por Aries on Line que el 8 de septiembre pasado le fueron levantadas la prohibición de acercamiento y de ingreso al domicilio familiar al fiscal federal, Francisco Snopek, imputado por los delitos de lesiones agravadas por violencia de género, daños, privación ilegal de la libertad y resistencia a la autoridad. Dicha resolución de levantamiento de las medidas dictadas en su momento fue apelada – como corresponde- por la Sra. Fiscal Penal de Violencia Familiar y de Género Dra. Luján Sodero Calvet, para hacerlo la Sra. Fiscal tuvo en cuenta la evaluación de riesgo para la víctima realizada por el Ministerio Público Fiscal, recordando que “obliga al Estado a intervenir atento los compromisos internacionales asumidos a través de la Convención de Belém do Pará, que permiten afirmar que estamos ante la excepcionalidad que prevé la citada normativa en cuanto se trata de una cuestión de interés público que amerita y exige la actuación oficiosa de los operadores jurídicos en su obligación de prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género, a la par que deviene imperativa la protección integral de la víctima”. El  recurso de apelación fue presentado por el Ministerio Público Pupilar, por entender que existe riesgo para el niño/niña  integrante del grupo familiar del fiscal Snopek con el levantamiento de las medidas de prohibición de acercamiento dispuestas en su momento y ahora levantadas por la Jueza Carolina Cáceres Moreno.

Toda esta información fue suministrada a los medios de prensa por un comunicado oficial del Ministerio Público Fiscal.

Recordemos también que la Sra. Fiscal penal de Violencia Familiar y de Género, María Luján Sodero Calvet, ya había apelado el sobreseimiento dictado por la jueza de Garantías Claudia Puertas al fiscal federal Francisco Snopek. El funcionario fue sobreseído por la jueza Puertas de los delitos de daños en su casa familiar, y por resistencia a la autoridad y privación ilegal de la libertad de los policías que intervinieron en su domicilio, tras un llamado que recibieron al 911 por hechos de violencia de género e intrafamiliar contra su pareja. La jueza Puertas solo elevó a juicio la causa por el delito de lesiones agravadas por mediar violencia de género hacia la pareja del fiscal.

La fiscal Dra. Sodero Calvet cuestionó a la jueza Puertas, que en su resolución dice que analizará el caso con perspectiva de género pero luego "adopta una decisión abiertamente opuesta y contradictoria a lo expresado".

Lamentables son las resoluciones de las juezas Cáceres Moreno y  Puertas en las causas por violencia de género del fiscal Snopek contra su pareja y por privación de la libertad y resistencia a la autoridad respecto de los policías que intervinieron por expreso llamado al 911.  

Estas lamentables, vergonzosas, y contrarias a derecho resoluciones de ambas juezas lo que hacen es probar que el establecimiento de las fiscalías específicas de violencia de género creadas durante la gestión del Dr. López Viñals como Procurador general de la Provincia, el establecimiento de la Oficina de Violencia Familiar y de Género dependiente de la Corte de Justicia con sus estudios de evaluación de riesgo para las víctimas de violencia de género, y el establecimiento del 911 con la correspondiente  instrucción de actuar de inmediato ante llamados telefónicos donde se requiere su inmediata presencia en domicilios por hechos de violencia de género, es todo para decir “La Provincia implementa todo lo necesario para la protección a las mujeres víctimas de violencia de género” pero en realidad se borra con el codo lo que se escribe con la mano y la realidad nos muestra a juezas que desprotegen a mujeres víctimas de violencia de género y violan abiertamente normativa provincial, nacional e internacional que las obliga no solo a prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres sino a resolver con perspectiva de género en todas los fueros y en todas las instancias los asuntos sometidos a su jurisdicción.

Es evidente que para ambas juezas no es igual cualquier denunciado por violencia de género, dado que los hombres pobres, sin influencias en los ámbitos políticos y judiciales son excluídos del hogar transcurriendo sus días muchos de ellos en la calle, que es lo que corresponde aunque sea dura la medida ordenada, respecto de cuando de un fiscal federal se trata que el tratamiento que recibe de la justicia es muy diferente y condescendiente. 

El día de ayer miércoles 21 nos enteramos también por Aries on Line que analizan pedir jury de enjuiciamiento contra el juez de garantías N° 3 Antonio Pastrana ante la resolución por el mismo dictada por la cual sobresee al abogado y  ex asesor de la Cámara de Senadores de la Provincia Matías Sanz Navamuel , quien fue imputado por los delitos de amenazas, coacción agravada ( 3 hechos), desobediencia judicial (22 hechos), amenazas agravadas (17 hechos) , por violencia de género contra tres mujeres. Para sobreseerlo lo declaró inimputable, pero el abogado de una de las víctimas sostuvo que apelarán el sobreseimiento ya que Sanz Navamuel es capaz de comprender la criminalidad de sus actos.

El abogado Vidal Villalba Samaniego, abogado de una de las víctimas, afirmó igualmente a Aries en entrevista radial que es un pésimo precedente jurisprudencial para todas las víctimas de violencia de género ya que manda un peligroso mensaje para la vida de las mujeres salteñas. El mensaje es déjense de molestar con la violencia de género señaló Villalba Samaniego, aunque “molestar” no es la palabra que utilizó sino una mucho más exacta. Y no se equivoca ya que ese es el mensaje que recibimos todas las mujeres que hemos sido víctimas de violencia de género y para todas las mujeres que lo serán en el futuro, siendo que habrá cada vez más mujeres violentada con este tipo de sentencias judiciales patriarcales que al blindar de impunidad al violento fomentan la violencia de género ya que los hombres reconocer en la Justicia a una aliada.

Recordemos que en este caso ya la jueza de garantías Ada Zunino, reemplazando al juez Pastrana, había beneficiado a Sanz Navamuel con el arresto domiciliario, haciendo caso omiso a la petición en contrario por parte de la Fiscalía de Género interviniente. En aquel momento la Sra. Isabel Soria en ese entonces presidenta de la Fundación Volviendo a Casa había manifestado “Ahora entienden porque es tan importante la capacitación en perspectiva de género para los jueces de Salta” (semanario Cuarto Poder, noticia titulada “Violencia de Género: la justicia salteña beneficia a Sanz Navamuel del año pasado 2021).

Ahora la Sra. Isabel Soria es funcionaria del Ministerio de Justicia a cargo del Dr. Abel Cornejo, sería muy importante saber qué opina el Ministro de Justicia y Derechos Humanos sobre la actuación sin perspectiva de género alguna de estos jueces que desalientan con sus sentencias contrarias a derecho a las mujeres víctimas de violencia de género de utilizar el sistema de justicia que solamente las revictimiza, es decir les provoca una revictimización de segundo grado y a la vez se convierte en el mejor aliado de los denunciados por violencia de género cuando se trata de hombres con poder y aceitados vínculos con la corporación político-judicial, aparte de ser jueces que exponen a la provincia de Salta y a la Argentina a ser denunciadas ante el sistema interamericano de protección de derechos humanos, en este caso derechos humanos fundamentales de las mujeres a vivir una vida libre de violencias en los distintos ámbitos donde nos desempeñamos.

¿Qué tiene para decir sobre esta justicia patriarcal la Sra. Secretaria de la Mujer Sra. Itatí Carrique? Hasta el momento no dijo absolutamente nada, ni se constituyó en querellante en ninguna causa por violencia de género ni por desobediencia judicial ante las prohibiciones de acercamientos fijadas a los denunciados violentos.

Quizás va siendo hora que las mujeres organizadas protestemos como en Irán, una vez a la semana, por estas sentencias propias de una justicia patriarcal que vulneran nuestros más fundamentales derechos humanos.

 

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Recibí información en tu mail

Te puede interesar