Ligue 1: PSG desperdició una ventaja de dos goles y el Troyes se lo empató

Deportes 08 de mayo de 2022
Si bien Correa y Neymar marcaron primero para los parisinos, las debilidades de la defensa lo obligaron a quedarse en igualdad.
1646564862_701011_1646564930_noticia_normal_recorte1

El PSG, ya campeón de la Ligue 1, apenas igualó 2 a 2 ante el humilde Troyes, equipo ascendido de la temporada pasada y que lucha por mantener la categoría luego de que el local estuviera 2-0 arriba. Sin embargo, un par de errores defensivos le permitieron la reacción a la visita. 

A los tres minutos, luego de que el arquero le ahogara el grito, Ángel Di María envió un centro profundo y Marquinhos solo necesitó llevarse por delante el balón para abrir el marcador.

Aún sin ser consistente, por momentos mostrándose partido (secuelas del 4-2-3-1 con figuras en la delantera de poco retroceso), el dueño de casa lastimó cuando se lo propuso. A los 22′, Neymar habilitó a Mbappé, quien se filtró en el área y recibió una falta cuando se aprestaba a definir. El delantero francés le inyectó temor a los fanáticos porque permaneció varios minutos tendido en el césped. Neymar se hizo cargo de la responsabilidad y con un remate sutil y esquinado firmó el 2-0.

Pero, casi inmediatamente, el Troyes se puso de vuelta en partido. Nuno Mendes falló en un pase atrás, interceptó Ugbo y no perdonó: fue el 1-2 para el visitante a los 30´. Messi tuvo dos chances de volver a poner ventaja de dos para el PSG. Primero, tras un pelotazo en profundidad de Di María, pero su intento se marchó ancho. Luego, tras una gambeta en el área y un toque suave, que merecía ser gol, pero su definición dio en el poste izquierdo del arco. El rebote lo mandó Neymar a la red, pero en posición adelantada.

El complemento empezó complicado para el País Saint Germain: a los 4 minutos, Kimpembe cometió un penal inocente, que el mediocampista Tardieu definió con una vaselina. Y selló un 2-2 impensado. Encima, a instancias del VAR, el árbitro le anuló una conquista a Neymar, por una falta previa de Mbappé que existió.

Messi volvió a contar con una oportunidad de oro a los 14′ del Segundo Tiempo: recibió en el borde del área, encaró de derecha al centro y soltó el zurdazo como una caricia: la pelota pasó besando el palo. El dominio fue permanente del PSG, pero no logró quebrar la resistencia adversaria. El rosarino contó nuevamente con la mejor chance, con un tiro que pegó en el travesaño.

Así, el París volvió a ceder puntos en tres fechas consecutivas de la Ligue 1, algo que no sucedía desde 2019. Y, si bien termina la temporada con el título, las fallas en la defensa que le quitaron la victoria ante el Troyes renuevan los problemas que lo dejaron afuera de la Copa de Francia y de la Champions League.

Fuente: Infobae

Te puede interesar