Destacan que en violaciones de curas hay un agravante por abuso de poder

Salta 04 de octubre de 2018
La abogada Josefina Arancibia, analizó por Aries los casos de abuso sexual de sacerdotes denunciados públicamente en los últimos días y consideró que la separación del cura Emilio Lamas, es un paso que se tenía que dar.
JOSEFINA ARANCIBIA



“Son conocidos los casos de abusos sexuales dentro de las iglesias, hay muchos en Salta y se tendría que dar a conocer más”; dijo Arancibia y añadió que la decisión del Tribunal Eclesiástico “se tenía que dar pese a que es algo tardío”.

En referencia a la figura penal que corresponde ante un caso de abuso sexual cometido por parte de un sacerdote, la abogada precisó que “si los testimonios de todas las víctimas coinciden es porque evidentemente hubo una situación de abuso que se agrava porque se trata de ministros de culto en lugares donde está muy inserto el mandato de autoridad”.

Señaló que tal mandato “juega un rol fundamental porque se presenta una relación de asimetría de poder, una relación de jerarquía ya que no sólo se trata de menores de edad sino de personas en ejercicio de un cargo que detenta cierto poder y requiere un respeto que se acrecienta en los pueblos”.

Indicó que tal agravante de que un ministro de culto cometa un abuso está contemplado en el Código Penal y pidió que las víctimas sean tratadas como tales y como sujetos titulares de derecho.

Te puede interesar