#JuicioALona| “El exjuez era dueño de la vida y de la muerte”

Judiciales 10 de septiembre de 2019
El nieto del exgobernador Miguel Ragone, Fernando Pequeño Ragone, aseguró que el exjuez federal Ricardo Lona, era amo de la vida y de la muerte y su presencia fue necesario para todo el genocidio que vivieron los salteños en la década del 70.
ragon
Fernando Pequeño Ragone - Nieto del exgobernador

Por Aries, Pequeño Ragone celebró que Nación haya cambiado la caratula en la causa contra el exmagistrado, considerándolo “cómplice necesario”.

También recordó cuando Lona tuvo un “acto sínico” con su abuela, la viuda de Ragone, llevándole el zapato del exgobernador que quedó tirado en la calle cuando fue interceptado por las fuerzas militares.

“Se lo dio en la mano a mi abuela prometiéndole que iba a investigar”, rememoró y calificó la situación como un “acto de perversión máxima y cinismo jugando con la vida y con la muerte de tantos salteños y de mi abuelo Miguel Ragone entre ellos”.

El nieto del exgobernador aseguró que imagina a un Lona vigoroso en los 70 detrás de los torturados, indicando a los Policías cómo debían picanear a los detenidos para obtener la información que buscaban.

Agregó que desde su escritorio voluptuoso el exjuez decidía a quienes dejaba salir del país, como lo hacía con sus amigos, y a otros sentenciándolos a morir, como fue a quienes mataron en la Masacre de Palomitas.

“El juez Lona era amo de la vida y de la muerte y quiero que este Tribunal lo sentencia a cadena perpetua por las atrocidades que cometió, por todo lo que miró y por todas las omisiones que cometió. Fue necesaria su presencia para todo el genocidio que tuvimos que vivir los salteños en la década del 70”, finalizó Pequeño Ragone.



Te puede interesar