Desde Cáritas Salta aseguran que es mayor la demanda de alimentos y abrigo

Sociedad 05 de julio de 2019 Por
Por Aries, Marta de Ribero, presidenta de la institución a nivel local, se mostró preocupada por lo que reconoce como un incremento en la cantidad de personas en situación de calle que se acercan a solicitar asistencia.

situacion_calle

Por estas horas, a nivel nacional, entre dirigentes políticos y referentes de organizaciones sociales se discute el real alcance de la crisis económica que habría desencadenado una mayor presencia de personas durmiendo a la intemperie en pleno invierno. De hecho, se denuncia el fallecimiento de 5 personas en Capital Federal por tal situación.

En este contexto, clubes deportivos decidieron abrir sus puertas durante la noche para brindar resguardo a la población vulnerable; no sin críticas por parte de legisladores cercanos al Ejecutivo nacional quienes entienden que esta medida – así como también la exposición de la problemática en sí – responde a tiempos de campaña política.

A nivel local, existe preocupación por la falta de refugios más allá del servicio que brinda el Operativo Abrigo de la Policía Provincial y una de las instituciones que brinda asistencia a las personas en situación de calle es Cáritas.

“Hemos notado un incremento muy grande y más con estos frios, la gente viene por alimentos y ropa de abrigo. Es una gran preocupación porque no solo son jóvenes, sino familias enteras, muchas del interior que vienen buscando mejorar su situación”, explicó Marta De Ribero, presidenta de Cáritas Salta.

Añadió que estos grupos familiares llegan a la ciudad y se encuentran con que sus parientes también están afectados por la crisis, por lo que no pueden ofrecerles hospedaje ni alimento.

“Es una gran preocupación y una gran demanda que tenemos hoy en día”, aseguró la mujer. 

Los pedidos, detalló, son de ropa de abrigo para niños y, sobre todo, alimento.

Ahora, ¿Qué sucede con la gente de la Capital? “También salen a pedir. Es mayor la cantidad de personas en situación de calle”, respondió De Ribero ante la consulta.

En este sentido, explicó que desde la institución – más allá de la asistencia inmediata – se intenta realizar un seguimiento sobre las familias y brindarles herramientas, cursos y talleres para sobrellevar la situación.

Sin embargo y para finalizar, advirtió: “Lamentablemente ahora se puede contar con la herramienta pero no hay trabajo”.

Te puede interesar