Del Plá confirmó la salida de Jorge Altamira del Partido Obrero

Política 01 de julio de 2019 Por
Por Aries, Romina Del Plá, pre candidata a vicepresidenta por el Frente de Izquierda, confirmó la salida del histórico dirigente trotkista y de militantes que adherían a su posición.
2aries

El último fin de semana, un comunicado en las cuentas oficiales de la organización política anunciaba la salida del histórico fundador del partido. Además, el documento daba cuenta de la separación de 700 militantes en todo el país que adherían a la posición del dirigente.

“Lo que ha ocurrido es que en el congreso del partido – hace más de un mes – se aprobó una orientación mayoritaria y lo que se dio a conocer el sábado es que el grupo que acompaña a Altamira pretende seguir defendiendo sus posiciones aunque quedaron en minoría en el congreso”, explicó – por Aries – Romina Del Plá, diputada nacional y precandidata a vicepresidenta del Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad.

Para la legisladora, tanto Altamira como parte de la militancia pueden defender sus posiciones – contrarias, al parecer, a las del Comité Central del partido – pero eso los coloca afuera de la organización.

“Sino es muy confuso, estamos interviniendo con una orientación y, de pronto, otro hace propaganda con otro planteo. Esto ha sido clarificador”, disparó Del Plá.

Explicó, en tanto, que la organización trotkista, internamente, funciona en base a sus congresos y el desarrollo de organismos que no son ajenos al debate, sin embargo, aclaró que el programa político es debatido colectivamente y no es decidido por una sola persona; “esto es el PO, no correr atrás de alguna figura”, aseguró.

“Ellos se han colocado afuera, porque pretender defender sus posiciones los coloca defendiendo – en todo caso – una nueva organización”, finalizó la candidata.

“Rechazamos estos mecanismos”

Por su parte, la candidata a senadora nacional Violeta Gil, al ser consultada sobre la polémica, informó que un gran debate se está dando al interior del partido en relación a la etapa política que se vive y, fundamentalmente, sobre el rol que debe cumplir la organización en un marco de crisis generalizada, económica y política.

En este sentido, explicó que referentes como Jorge Altamira solicitaron la construcción de una fracción pública al interior del partido y, sobre esta base, discutir las divergencias – existentes y que pudiesen existir – con el actual Comité Central.

“Más de un tercio de la militancia a nivel nacional adhiere a esta posición. Somos militantes, tenemos diferencias políticas, queremos discutirlas públicamente porque en última instancia van a ser los trabajadores y la realidad misma lo que evalúen el acierto o error de la posición”, sostuvo Gil.

Según señaló, a este pedido de formación de fracción la dirección del PO respondió con “métodos ajenos al método de construcción histórica del partido” con el cierre de locales, el hurto de materiales y la eliminación de militantes que antes administraban las redes sociales de la fuerza.

“Rechazamos estos mecanismos, apelamos a una reflexión inmediata de la dirección. Así como ellos, nosotros somos miembros del partido, defendemos nuestros principios históricos”, finalizó.

Te puede interesar