El papa Francisco sobre Zanchetta: "Lo hice venir y le pedí la renuncia"

El Mundo 29 de mayo de 2019
El prelado era investigado por el Vaticano por varias acusaciones de pederastía y ahora tiene que enfrentar un juicio canónico
Captura de Pantalla 2019-05-29 a la(s) 06.12.38

El Papa Francisco se pronunció sobre el caso de Gustavo Zanchetta, ex obispo acusado de presuntos abusos sexuales y de poder, al cual admitió haber trasladado de Salta al Vaticano a raíz de las denuncias.

En una extensa entrevista que concedió al canal Televisa, Francisco contó: "Lo hice venir y le pedí la renuncia. Bien clarito. Lo mandé a España a hacer un test psiquiátrico".

En 2017, argumentando motivos de salud, Zanchetta había renunciado al obispado de la ciudad salteña de Orán de forma misteriosa. Dejó la diócesis sin despedirse de sus sacerdotes ni de los fieles. A los tres meses de presentada la renuncia pasó a ejercer como consejero en la Administración del Patrimonio de la Santa Sede Apostólica (APSA), organismo que se encarga de administrar más de cinco mil propiedades del Vaticano.

Al respecto, Francisco explicó que mandó al acusado a España para hacer un test psiquiátrico. "El resultado era dentro de lo normal, aconsejaban el tratamiento del viajero una vez por mes". "Viajar a Madrid a hacerse dos días de tratamiento, entonces no convenía que volviera a Argentina", argumentó el Papa sobre la designación de Zanchetta.

A fines del año pasado se inició la causa judicial por presuntos abusos sexuales y de poder contra seminaristas cometidos entre 2014 y 2015. Entre las acusaciones se incluye la de haber enviado fotos íntimas desde su celular.

"Evidentemente él tenía un trato, algunos dicen déspota, mandón, manejo económico de las cosas no del todo claro parece, esto no está probado", dijo y agregó: "El clero se sentía no bien tratado por él. Se quejaron hasta que hicieron como clero una denuncia a la Nunciatura y el Nuncio me dijo: 'Mire, la  cosa de la denuncia es seria por maltrato', abuso de poder, podríamos decir, ¿no?", manifestó.

"Ya llegó oficialmente la investigación previa. La leí, y vi que era necesario hacer un juicio. Entonces lo pasé a la Congregación de la Doctrina de la Fe", expresó Francisco. Ahora pese a que Zanchetta será sometido a un juicio canónico, el Papa "no sabe en qué va a terminar".

"Al ser obispo tengo que juzgarlo yo, pero en este caso dije no. Hagan un tribunal, dan la sentencia ustedes y la promulgo yo. Porque en este caso es argentino", declaró.

Fuente: Infobae

Te puede interesar