Abuso de menores: condenaron a ocho años de prisión a Gustavo Rivas, el "ciudadano ilustre" de Gualeguaychú

El Pais 22 de mayo de 2019
La fiscalía había pedido una pena de 25 años por diez casos ocurridos entre 1970 y 2010. Fue condenado por el más hecho reciente pero lo absolvieron por las otras nueve imputaciones. Rechazaron, a su vez, el pedido de prisión domiciliaria y deberá pagar una fianza de dos millones de pesos.

gustavo_rivas

La Justicia dictó un sentencia sorpresiva sobre la imputación de Gustavo Rivas, el "ciudadano ilustre" de Gualeguaychú, acusado de promoción y prostitución de menores de edad reiterada. Recibió una condena de ocho años de prisión por un único caso comprobado de violación y la absolución por el resto de las denuncias, a efectos de falta de pruebas en uno de los casos, otro a razón de que la fiscalía llegado el momento de alegatos no acusó ni pudo comprobar la mayoría de edad y por el vencimiento del plazo de prescripción penal en las siete acusaciones restantes.

El Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú reveló un adelanto del veredicto en la causa caratulada Nº J/454 "Rivas Gustavo/ promoción a la corrupción de un menor, promoción a la prostitución de un menor de 18 años de edad reiterada" que leyó la jueza Alicia Vivian en un juicio oral no público contra el abogado, historiador, ex candidato a gobernador de Entre Ríos, de 73 años. Lo encontraron culpable por el caso más reciente de todas las imputaciones que recibió de hechos ocurridos desde 1970 hasta 2010: fue condenado de forma unánime a ocho años de cárcel efectiva.

El tribunal rechazó, a su vez, el pedido de prisión domiciliaria solicitada por la querella. Le impuso al acusado hasta tanto la sentencia a dictarse adquiera firmeza o eventualmente hasta que la Cámara de Casación Penal adopte una resolución al respecto, cuatro medidas de coerción: "La obligación de presentarse todos los días miércoles y sábados en el horario de 7 a 12 en la Jefatura Departamental de Policía a fin de dar cuenta de su comportamiento; la prohibición absoluta de salir del país y de la ciudad sin autorización judicial, la prohibición de mantener cualquier tipo de contacto con las víctimas de autos como así también de realizar cualquier acto molesto o perturbador de la tranquilidad de los mismos; prestar una caución real que se fije en la suma de dos millones de pesos".

El juicio había comenzado el primero de abril y contó con la participación de cien testigos durante doce audiencias. El Tribunal determinó que Rivas "fue autor de actos sexuales orales y de penetración por un extenso lapso de tiempo, iniciados entre los 12 y 13 años del menor". La condena de ocho años es casi el máximo del delito por el que se lo acusa: la promoción a la corrupción y prostitución de un menor de edad va desde los cuatro hasta los diez años de cárcel.

El caso conmovió a la comunidad de la ciudad. En 2017, una investigación del periodista Daniel Enz en la revista Análisis expuso los abusos de una personalidad ilustre en Gualeguaychú. Se estimaba en cerca de dos mil chicos habían sido víctimas de los encuentros perversos que Rivas organizaba en su casa, la casa de su madre, una casa quinta y un club deportivo que dirigía. A partir del relevamiento periodístico, el Ministerio Público Fiscal inició una investigación de oficio a cargo de los fiscales Martina Cedrés y Lisandro Beherán. Rivas quedó imputado por dos casos, pero fue juzgado por diez de ellos. Muchas de sus víctimas, hoy adultos, nunca se atrevieron a hacer públicas las vejaciones a las que fueron sometidos.

En los allanamientos, encontraron fotos, diapositivas y filmaciones que acreditaban las acusaciones de corrupción de menores de edad y promoción de la prostitución de menores de edad en episodios reiterados. En una primera sesión, se desarrollaron los alegatos de apertura hablaron testigos y se presentó todo este material probatorio. Las víctimas relataron que se realizaban "fiestas" con jóvenes de entre 12 y 17 años a los que entregaba plata o regalos a cambio de vínculos sexuales y luego los extorsionaba con el material fílmico para obtener su silencio.

Rivas era, por entonces, una personalidad distinguida en la ciudad: candidato a gobernador por la Unión del Centro Democrático (Ucedé) en 1987, candidato a intendente en 1991, concejal entre 1991 y 1995 por el partido "Unión Vecinal Gualeguaychú", presidente del Colegio de Abogados y dirigente de instituciones deportivas y escolares. Si bien no emitió opinión ante el tribunal, habló ante la prensa cuando era citado a declarar: "A mí, mi conciencia me dice que muchas personas que tuvieron alguna relación sexual conmigo, nunca se sintieron víctimas y con muchos de ellos seguimos siendo amigos".

La fiscalía a cargo de Lisandro Beherán había solicitado una pena de 25 años de prisión para el denunciado. El Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú, integrado por los jueces Alicia Vivian, quien fue la directora del debate, Arturo Exequiel Dumón y Mauricio Derudi, decidieron otorgarle una condena de ocho años de cárcel por un único caso.

Fuente: Infobae

Te puede interesar