En Salta, de febrero a marzo, la canasta básica total se incrementó $1800

Economía 26 de abril de 2019 Por
El informe presentado por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana – ISEPCI – indica que una familia tipo de cuatro integrantes necesitó $1800 más para cubrir alimentación, pago de transporte y servicios de un mes a otro. La canasta actualmente tiene un costo de $27.150.

Federico Maigua

Por Aries, Federico Maigua, titular del ISEPCI Salta, detalló que el estudio realizado por el instituto arrojó que las canastas de alimentos y la total básica sufrieron un incremento, de febrero a marzo, de 6,11% y 7,36% respectivamente.

Cabe destacar que la primera solo se ocupa, tal su nombre, de la alimentación de una familia tipo de 47 integrantes, mientras que la segunda suma a este ítem el pago de servicios, vestimenta y transporte.

Así las cosas, la familia de muestra necesitó $10.947 para alimentarse durante un mes y $27.150 para cubrir los otros ítems descriptos.

“Si tomamos la canasta básica total, hubo una diferencia de $1800 respecto a febrero, es decir, de un mes a otro se necesitó ese dinero para cubrir los gastos del mes; un numero bastante alto  y en muchos casos se hace difícil acercarse a esa cifra”, aseguró el especialista.

Por otro lado, sabido es que la inflación ha corroído los salarios de manera estrepitosa de un tiempo a esta parte y es por ello que el gobierno nacional lanzó el programa ‘Precios Esenciales' con la intención de congelar el precio de 64 productos. Lo curioso es que, de este número, solo 29 pertenecen al rubro alimentación y, de ellos, 16 forman parte de lo que se considera la canasta básica.

Consultado sobre el punto, el titular del ISEPCI auguró que el impacto del programa sobre la canasta de alimentos será casi nulo por su misma naturaleza, más allá de que – consideró – “va a ser difícil sostenerlo”.

“Es una manotazo de ahogado del gobierno, va a ser difícil de sostener por la vorágine de la economía ya que no son creíbles las políticas económicas de la administración nacional. Justamente, los empresarios ya expresaron la dificultad de extender en el tiempo la medida”, sostuvo el analista.

Según su visión, se trata de una medida paliativa que poco ayuda a la economía del hogar debido a la gran cantidad de puestos laborales – formales e informales - que se han perdido al ritmo de la crisis.

“A pesar de estas medidas el dinero no alcanza hasta fin de mes. Estamos viviendo un deterioro social/económico importante, lo vemos cada vez que hacemos los relevamientos sobre todo en los sectores populares”, finalizó Maigua.

Te puede interesar