Ética

Opinion 09 de abril de 2019
La Cámara de Diputados habilitó este martes las sesiones ordinarias semanales, en el marco del período legislativo anual inaugurado por el Gobernador de la Provincia el primer día de este mes. Y es la oportunidad para la toma de decisiones institucionales de gran relevancia, como es la nominación de sus representantes en el Jury de Enuiciamiento, que evalúa la conducta de jueces inferiores y en el Consejo de la Magistratura, que los selecciona.
legislatura

Son espacios de poder apetecibles para todos los sectores políticos. Particularmente las atribuciones del Consejo de la Magistratura convierten a ese cuerpo en una gran aspiración para los integrantes de esa cámara. El Artículo 157 de la Constitución Provincial determina que debe elegir a tres representantes, miembros o no de ella, correspondiendo dos a la mayoría y uno a la primera minoría, a propuesta de los respectivos bloques.

Esta determinación pone sobre el tapete una de las cuestiones que han sido fuertemente impactadas por los cambios que en el país ha generado la práctica continua de la democracia, desde 1983. Los especialistas ya han indicado que todavía está en pleno proceso la construcción de una institucionalidad que fuera alterada por medio siglo de gobiernos dictatoriales que emergieron de golpes de Estado.

No solamente se trata de un proceso político sino cultural porque deben corregirse conductas que no fueron desplazadas en estas tres últimas décadas. Sigue siendo una tentación condicionar el pluralismo y acotarlo especialmente por la imposición de figuras providenciales. Tampoco hay tolerancia ni respeto por las minorías.

Ese es un punto ríspido porque la transformación del sistema de partidos políticos  ha convertido a las minorías en un concepto relativo. La transversalidad promovida desde un sector del peronismo borró los límites partidarios y no solo los del Partido Justicialista, imponiendo la idea de espacios políticos en su reemplazo.

Es así que las mayorías y las minorías no solo se construyen a partir de resultados electorales; son también el producto de acuerdos aleatorios entre dirigentes. En Salta hubo varios casos en que se constituyeron al solo fin de alcanzar un objetivo, que en no pocos casos responde a un interés sectorial.

Es así que la participación de la primera minoría en la integración de la Auditoría General de la Provincia fue burlada desintegrando la alianza mayoritaria al solo fin de armar aparentes minorías. También ha ocurrido en el caso de la representación en el Consejo de la Magistratura, que puede repetirse en esta oportunidad si los intereses de cúpulas determinan la cobertura de los espacios asignados a mayoría y minoría.

El politólogo Giovanni Sartori reconocía que la democracia no solo es el sistema que se basa en la igualdad y la libertad sino que es un conjunto ético y transparente de procedimientos de decisión. Cuando se avasallan, la que pierde es la democracia.

Salta, 09 de abril de 2019.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar