Por el mal camino

Opinion 08 de abril de 2019 Por
El lunes habló el Gobernador de la Provincia; fue su último discurso ante la Asamblea Legislativa y yo creo que políticamente había mucha expectativa por la naturaleza de ese mensaje. De parte del oficialismo había temor de que se le preguntara respecto de la calidad institucional teniendo en cuenta lo que está pasando en la Justicia. No hay precisiones respecto del destino de acción popular de inconstitucionalidad presentados respecto de la perpetuidad de los jueces. Se sostiene la sospecha que hubo toda una tarea coordinada con el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial.
peña

Los miembros del FOCIS (Foro de Observancia de la Calidad Institucional de Salta) plantearon días atrás en Cara a Cara sus inquietudes al respecto. Los abogados Alejandro Saravia, Sonia Escudero y Armando Caro Figueroa hablaron muy fuerte sobre esta situación y han motivado que la Asociación de Jueces, una de las entidades que presentó ese recurso, retirara la presentación que había hecho. Esto ocurrió el jueves de la semana pasada y al día siguiente estaban esperando los escritos porque querían que quede sin efecto todo esto. Lamentablemente, nunca hubo una información oficial; la extra oficial, en cambio, salió publicada en todos lados. Pero no hay certezas en torno del trámite de la presentación de la Asociación de Jueces.

En este programa se dijo que este grupo ha sido manejado por el presidente de la Corte de Justicia, el doctor Guillermo Catalano. Con ese contexto y ante la inminencia del mensaje del Gobernador, se habría arreglado hacer el anuncio del desistimiento de la Acción Popular de Inconstitucionalidad para bajar la tensión política en torno del discurso del mandatario, liberándolo de necesarias referencias al respecto.

Yo creo que este último mandato y las últimas medidas que está  tomando el Dr. Juan Manuel Urtubey, los están llevando por el mal camino,  institucionalmente hablando. Es una apreciación muy personal sobre el derecho que tiene el titular del Ejecutivo de tomar las decisiones que considere pertinentes y necesarias. Pero, insisto, observo  que está dejando una Corte, una Justicia y una Auditoría, totalmente armadas a su gusto. Pareciera que estaría asegurando su blindaje en la Provincia.

Seguramente que hay quién se pregunte: “¿blindaje para qué?”. La verdad, no lo sé. Pero también la pregunta sería ¿por qué está haciendo esto Juan Manuel Urtubey?.

Este miércoles se conoció la noticia, que Aries dio con exclusividad, que cambiaba la Presidencia de la Auditoría, al finalizar el mandato de Abdo Esper. Y efectivamente, Gustavo Ferraris es el nuevo presidente, según la decisión adoptada en la mañana del jueves por el Colegio de Auditores. Simultáneamente, el Senado de la Provincia dio acuerdo para que Eduardo Sylvester, quien fuera Ministro de Seguridad de Urtubey, sea designado como Fiscal de Corte y para que otro ministro de Seguridad, Maximiliano Troyano, sea juez de la Salta 4 del Tribunal de Juicios.

Todavía le queda al gobernador Urtubey la posibilidad de nombrar a tres jueces de la Corte, a los que se les vencerá el mandato antes que él concluya el suyo. También deberá designar al nuevo Procurador, ya que al actual lo ha postulado para reemplazar al renunciado juez Abel Cornejo en el máximo Tribunal. Seguramente, por lo que está demostrando, va a armar un club de amigos, bajando mucho la vara de la calidad institucional que pretendemos para la Provincia desde el próximo año.

No creo que sea una actitud que favorezca a un hombre joven de la política Argentina como es Juan Manuel Urtubey, quien tiene un largo camino por delante. Está trabajando para ser candidato a Presidente de la Nación y esta conducta para nada contribuye a fortalecer su figura. Su falta de respeto a las instituciones habla muy mal de él.

La Constitución lo habilita -porque está en su competencia- hacer estas designaciones pero creo que no es ético como lo realiza.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar