Movilización

Opinion 04 de enero de 2019
Dos líneas de acción se han definido para enfrentar los aumentos de tarifas dispuestos en distintas jurisdicciones sobre todos los servicios públicos. Agua, luz, gas y transporte son los más relevantes no solo por el alcance masivo de la prestación afectada sino también por la envergadura del ajuste.
cta

Por caso, en Salta el boleto del colectivo se incrementó un 100% y cerrará el año con un precio de $26, si es que el promedio nacional –que es el precio de referencia- no abre una brecha significativa que debe cerrarse con más ajuste.  Además, no más allá del cierre del primer trimestre se conocerán los aumentos de las tarifas provinciales de agua y de electricidad, que seguramente rondarán guarismos similares a los fijados por el Gobierno Nacional, que se ubican por encima del 50%.

Frente a estas decisiones, que no pasaron desapercibidas pese a las celebraciones que genera el fin del año, distintas organizaciones sociales están convocando a la sociedad a movilizarse y expresarse de manera pública y masiva. Las redes sociales son el vehículo por el que transita el mensaje opositor a la violencia de tarifas impagables, como señala la invitación a producir hoy un gran ruidazo  en la Plaza 9 de Julio, a partir de las 20. Este acto será el reflejo de los que sucederán en todo el país, en los lugares de mayor confluencia de personas o en distintos barrios como sucederá en la capital argentina.

En la Provincia habrá también una llamada a la participación social para rechazar lo que se consideran tarifazos. Este fin de semana se realizarán marchas para reclamar contra el incremento del precio del boleto de colectivos; Rosario de Lerma y Cerrillos serán escenario mañana de esos reclamos.

Estas movilizaciones anticipan la protesta que organizaron sindicatos opositores al gobierno de Cambiemos –como Camioneros o los nucleados en la CTA-, que también ha previsto encarar acciones legales. En cada provincia y a nivel nacional se presentarán recursos de amparo y se pedirá la revisión judicial del modo en que los aumentos fueron dispuestos.

A partir del próximo jueves habrá marchas de velas y antorchas a lo largo y ancho del país, como sucediera en abril de 2018 frente al Congreso nacional. Esas expresiones se repetirán cada jueves en ciudades y pueblos como una acción pacífica pero de resistencia contra los aumentos de tarifas, con una marcha central en Buenos Aires.

No sólo la figura del Presidente de la Nación será puesta en tela de juicio por estos ajustes de tarifas y la manifiesta incapacidad para controlar la inflación. También los gobernadores y los legisladores nacionales, provinciales y municipales -al ser tachados de cómplices- serán objeto del repudio.

Solo debe advertirse que la movilización social, si es genuina, no tiene dueño y es una corriente que no podrá ser llevada a ningún molino. Hay antecedentes históricos que así lo demuestran.

Salta, 04 de enero de 2019

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar