Kenia, Egipto y Honduras: algunos de los países que tienen acuerdos con el FMI

Economía 09 de mayo de 2018
Ucrania, Kenia, Egipto, Jamaica y Honduras, entre otros, son algunos de los países que recibieron una asistencia del FMI similar a la que podría pedir la Argentina.

FMI

El Fondo Monetario tiene al menos tres líneas de financiamiento para los países miembros de ese organismo. El más conocido por los argentinos, y posiblemente al que acceda en esta oportunidad, es un crédito puente o stand by. Es la ventanilla que está abierta a todos los países adheridos al FMI.

Entre los países que tienen este tipo de préstamo está Ucrania, Moldavia, Serbia, Kosovo, Bosnia Herzegovina, Kenia, Armenia, Jamaica, Honduras, Egipto, Giorgia, Suriname, Seychelles, Jordania, Irak, Túnez y Sri Lanka.

En la página web del organismo se explica que este préstamo (Stand-By Arrangement) le permite al Fondo responder rápidamente a las necesidades de financiamiento externo de los países, y apoyar políticas diseñadas para ayudarlas a salir de la crisis y restaurar el crecimiento sostenible.

La duración de un stand by es flexible y, por lo general, cubre un período de 12 a 24 meses, pero no más de 36 meses, lo que concuerda con los problemas de balanza de pagos a corto plazo. El acceso a esta línea se rige por la necesidad de financiación, capacidad de pago y seguimiento del país miembro con respecto al uso de los recursos del FMI.

Para países que llegan a la ventanilla con números macroeconómicos más sólidos existe la Línea de Crédito Flexible (FCL), diseñada para satisfacer la demanda de préstamos para la prevención de crisis y mitigación de crisis para países con marcos de política muy sólidos y un historial de buen desempeño económico. Hasta la fecha, tres países, Colombia, México y Polonia utilizaron la FCL.

Si bien ninguno de los tres países se ha basado hasta ahora en estas líneas, la FCL ha proporcionado una valiosa protección para estos países y ha ayudado a aumentar la confianza del mercado durante el período de mayor riesgo.

Por último, la línea de precaución y liquidez (PLL) proporciona financiamiento para satisfacer las necesidades reales o potenciales de balanza de pagos de países con políticas sólidas, y tiene la intención de servir como un respaldo o ayudar a resolver crisis de gran alcance. Solo Marruecos tiene un préstamo de este tipo.

Fuente: Clarín

Te puede interesar