Importancia

Opinion 28 de febrero de 2018
Asumieron nuevas autoridades municipales con lo que se avanzó significativamente en un cambio del gabinete que acompañará al intendente Gustavo Sáenz en un segundo tramo de su mandato. La decisión de introducir estas modificaciones tuvo diferentes lecturas pese a que se trata de una cuestión ordinaria en el ejercicio de un gobierno.
nuevas autoridades

Es la oportunidad la que ha provocado las interpretaciones que, en general, tienen como punto de referencia  un año político que se inaugura en marzo y desembocará en elecciones provinciales, según las especulaciones de rigor. Sin embargo, el dato sobresaliente es que mañana se inaugura el período ordinario de sesiones del Concejo Deliberante capitalino.

La ocasión tiene como principal ingrediente el mensaje que frente al pleno del cuerpo ofrece a los vecinos el jefe comunal.  Ello ocurre cada primer día de marzo y no solo sirve para la autoevalución de la gestión a ese momento, sino fundamentalmente para conocer los objetivos del año en curso.

Es por ello que el propio intendente Gustavo Sáenz se ocupó hoy de anticipar que mañana expondrá un ambicioso plan de obras públicas a ejecutar en cuanto pasen las lluvias. En tanto, se trabaja en iluminación y parquización.

Esos anuncios permiten el ejercicio de la tarea de control de los concejales pero, especialmente, le sirve a los vecinos para interpretar si hay una gestión que atiende sus demandas y si efectivamente cumple, no ya  promesas electorales, sino con sus propias obligaciones para asegurar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad.

No se trata solamente de obras públicas, aún cuando generalmente se constituyen en el eje vertebral de una gestión de gobierno; muchas otras tareas concurren a mejorar la cotidianeidad del hombre común.  En ese orden se inscribe la optimización de la administración comunal mediante la agilización de trámites, con nuevos horarios y mecanismos y la aplicación de tecnología, especialmente cuando se trata de facilitarle al contribuyente el cumplimiento de sus obligaciones. También es un aporte importante la capacitación del personal municipal, una inversión que no suele destacarse pero que tiene una importancia social de peso.

El cuidado ambiental en un conglomerado urbano creciente como es la principal ciudad de la Provincia también es un objetivo exigible a toda gestión municipal. Nuevos paradigmas crean obligaciones a la sociedad que debe exigir al gobierno toda medida que facilite su cumplimiento. El mero enunciado de la higiene urbano abre un abanico de imposiciones  que demandan un trabajo conjunto para crear la conciencia sobre la preservación del hábitat.

La cultura, la educación, la salud y la inclusión social no son ajenas al gobierno de la ciudad. Y para esos ámbitos se deben esperar anuncios de nuevas acciones.

Un hecho institucional hará que la de mañana sea una jornada importante para los capitalinos.

Salta, 28 de febrero de 2018

Te puede interesar