Facundo Manes y la acción política

Opinion 26 de julio de 2021 Por Miguel Antonio Medina
“En el campo de la acción política triunfa en que pone la vela donde sopla el viento; jamás quien pretende que sople el viento donde pone la vela”. Antonio Machado
manes

Las próximas elecciones de medio término, sin prisa y sin pausa, ven asomar alineamientos para las presidenciales. Esto pasa dentro del oficialismo, que tiene mucho por discutir todavía; y en la oposición, en cada una de las agrupaciones que integraron la coalición que gobernó el país hasta 2019.

Uno de los partidos opositores es el radicalismo, que ya tiene  130 años. Cuenta con candidatos en distintos distritos, que en su mayor parte ya vienen haciendo política desde hace tiempo atrás. Hasta el momento de escribir estas líneas, dos de ellos harán su primera experiencia electoral y anunciaron su participación por Mendoza y por la provincia de Buenos Aires.

El candidato de  Mendoza es un conocido dirigente rural de esa provincia. El de Buenos Aires, a quien está dedicada esta intervención, es el conocido medico neurólogo y neurocientifico, Facundo Manes. No hace mucho, había declinado un ofrecimiento para una candidatura que había recibido de quien era, por entonces, la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires. Ahora decidió que era el momento, su momento, y lo hizo público a modo selfie en las redes sociales, en las que cuenta con muchos seguidores.

Manes nació en Quilmes, en el año 1969. Está casado y tiene dos hijos. Tiene una destacada trayectoria profesional y académica dentro y fuera del país.

El anuncio de su candidatura lo hizo con un breve discurso, que se publicó en los principales medios y portales. Sucesivamente, Manes menciona palabras como miedo, esperanza, dolor, sufrimiento resignación, desencanto; dice que se viene un nuevo país y un nuevo mundo; que el futuro depende de nosotros; que esta crisis no se puede afrontar con las prácticas de siempre; que todos tenemos un sueño en común; que esta es la lucha de nuestras vidas y que lucharemos hasta el final (sic).

Desde su equipo, bien integrado por profesionales de las campañas e imágenes, se deslizan las ambiciones presidenciales de su cliente. Veremos.

Desde ahora en adelante, el candidato deberá desarrollar todos y cada una de las ideas condensadas en tan pocas palabras. Deberá hacer pie en el distrito electoral más poblado del país, especialmente en el conurbano. Intentará llegar al electorado propio del partido por el que se presenta y hará lo mejor que pueda para acercarse a los sectores menos favorecidos.

Hasta ahora, habrá primarias para la candidatura elegida en el espacio común. Por eso es que el tiempo y los resultados dirán si, como cree el candidato, este era su momento. La breve campaña, como toda otra, no será un recorrido en un coche alemán por la autopista inteligente. El actual gobernador de Buenos Aires hizo la suya en un pequeño coche de fabricación nacional, claro que en otras circunstancias, muy distintas a esta.

Manes recibirá críticas y agresiones de todo tipo, que deberá asimilar tal como prometió. Hizo bien al mencionar la palabra lucha y al terminar en un tono épico. Sin épica  no se puede hacer política en ningún lugar, pero en especial, en el distrito donde competirá.

Siembre son bienvenidas las nuevas caras en la acción política. La perfecta frase de Machado está dedicada a quienes la empiezan, no a quienes ya saben de que se trata. Viento y velas. Nada mas y nada menos.

Te puede interesar