Temeroso de un impeachment, Bolsonaro quiere bloquear la investigación sobre su gestión de la pandemia

El Mundo 26 de abril de 2021
El presidente de Brasil busca frenar la designación de un opositor como relator. Deberá explicar por qué demoró la compra de vacunas, alentó el uso de hidroxicloroquina y minimizó la gravedad del Covid.
bolsonaro-ha-promovido-brasil-el-empleo-tratamientos-ineficaces-contra-el-coronavirus-como-la-hidrox

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lanzó una estrategia para neutralizar a la Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI) de la pandemia del coronavirus, que avanza impulsada por la oposición y será puesta en funciones este martes, empezando por atacar al relator, el senador Renan Calheiros.

El jefe de gabinete, general Luiz Eduardo Ramos, envió una circular a 13 ministerios en la que se incluyó una lista de posibles cuestionamientos a ser planteados por la oposición en la CPI.

Cada cartera deberá aportar informaciones para contrarrestar los posibles interrogantes divididos en 23 temas, entre los que figuran si el gobierno de Bolsonaro fue "negligente" al demorar la compra de vacunas contra el coronavirus, si se "minimizó la gravedad" de la pandemia y si se estimuló el consumo de hidroxicloroquina "sin evidencias científicas".

El coronel Elcio Franco, participará en el equipo gubernamental para neutralizar la investigación del Congreso, que planea citar al general Eduardo Pazuello, que fue ministro de Salud hasta marzo pasado.

La CPI será formalizada este martes cuando se oficializarán los nombres de su presidente, que probablemente sea el senador independiente Omar Aziz, mientras el senador opositor, Renan Calheiros –quien era presidente del Senado durante el impeachment de Dilma Rousseff- será el relator.

Según el diario O Globo el presidente Bolsonaro aún no se resignó a que Calheiros ocupe ese cargo crucial en la CPI, y estaría preparando una "ofensiva" para que sea reemplazado por un congresista oficialista.

La misma consiste en denunciar el conflicto de intereses de Calheiros debido a que deberá investigar la gestión de la pandemia de coronavirus en el estado de Alagoas, donde su hijo es gobernador.

El relator descartó ese argumento, diciendo que se excusará de ese tipo de pesquisa.

Por su parte Folha de San Pablo publicó este lunes un artículo sobre los escenarios políticos que se abren con esta investigación parlamentaria, en el que incluye la hipótesis de un futuro impeachment contra Bolsonaro.

Especialistas consultados por ese matutino dijeron que se debe aguardar los resultados de la CPI para saber si aportarán elementos que desemboquen en un juicio político.

Uno de los antecedentes es el de 1992 cuando las revelaciones surgidas en una CPI fueron la antesala del proceso de destitución contra el entonces mandatario Fernando Collor de Mello.

Los mismos expertos dijeron a Folha que, más allá de lo que suceda a partir del martes en el parlamento, "las reiteradas declaraciones del presidente negando la gravedad de la pandemia y contra el aislamiento ya bastarían" para abrir un juicio político en su contra.

Brasil suma 390.925 víctimas fatales por el coronavirus y avanza hacia la marca de 400.000 muertes, cifra que sería alcanzada a lo largo de esta semana.

Ámbito.com

Te puede interesar